Concepto de baldar

Si bien es un verbo poco usado, baldar, surgió a partir del término árabe “batal” que significa inutilizar, impedir, dificultar o anular. Implica convertir algo, en balde, o sea, en algo sin valor.

Baldar, solía emplearse con respecto a cosas que quedaban inservibles o hechos frustrados, que ya no podían llevarse a cabo, pero ese uso, ya es anticuado. Actualmente se emplea en el sentido de hacer que alguien quede inutilizado, paralizado, estropeado, tullido. Puede referirse a causarle un agotamiento, daño o perjuicio a un ser vivo, perjudicándolo de modo extremo, lo que puede ocurrir por causas naturales o accidentales; o humanas, por ejemplo: “El jefe es tan obsesivo y dominante, que hace trabajar a sus empleados tanto, que los ha baldado”, “El pobre caballo, se baldó, porque lo hicieron tirar del pesado carro todo el día”, “La enfermedad me ha dejado baldado, estoy sin fuerzas y sumamente fatigado”, “Choqué con mi automóvil y sufrí un terrible accidente que me dejó baldado”, “El malhechor, baldó a su víctima para quitarle sus pertenencias” o “Basta de baldar a tu hijo, dándole tareas inadecuadas para su edad, considera que es tan solo un niño, para que le obligues a tanto esfuerzo”.

También puede usarse para hablar de la acción de quien le causa a otro una contrariedad grave, siendo el causante, un fenómeno natural o un ser humano, por ejemplo: “Mi tío, que se hizo cargo de mí como tutor, me baldó tanto el camino que me quitó las ganas de seguir adelante; los obstáculos que me puso para poder estudiar, me hicieron desistir de mis metas profesionales” o “Quería ir de vacaciones, pero el anuncio de tornados en la zona, me baldó los planes”.

Es, por lo tanto, un concepto negativo, aunque si lo que se frutra es inmoral o ilegal puede ser beneficioso. Por ejemplo: "La policía logró baldar el accionar de la temible banda delictiva".

Buscar otro concepto