Concepto de circunstancia

La palabra circunstancia, nos remite, en la búsqueda de su origen, al vocablo latino “circumstantia” que se integra con los siguientes términos: “circum” que indica “alrededor”, el verbo “stare” = “estar parado o enclavado en un lugar”, y los sufijos, de agente “nt” y de cualidad “ia”. La circunstancia es todo lo que rodea o está cercano e influye sobre un hecho o condición, y el estado de una cosa o de una persona, en un momento dado.

Las circunstancias son aquellas condiciones accidentales y supuestamente no permanentes, que no forman la esencia del hecho o situación, pero influyen en el mismo, estando en su contexto, de modo positivo o negativo.

Ejemplos de uso: “Tuve que renunciar a mi trabajo, pues mi situación actual me exige dedicarle tiempo completo a solucionar el problema de salud de mi hijo. Aunque el trabajo me guste, esta circunstancia me impide cumplir los roles de trabajadora y madre de modo eficaz, y prefiero optar por el segundo”, “Dadas las circunstancias críticas que vive el país, en materia económica, la gente no está realizando inversiones”, “Aproveché la circunstancia de que me enviaron a Europa a realizar gestiones comerciales, para visitar museos en mi tiempo libre” o “Por circunstancias ajenas a mi voluntad, no podré viajar esta semana, ya que mi padre enfermó”.

Maquiavelo y las circunstancias

El filósofo y político italiano, Nicolás Maquiavelo (1469-1527) escribió una trascendente obra política, “El Príncipe” donde expuso el arquetipo de un buen gobernante, que, según él debía aprovechas las circunstancias para tomar las medidas de gobierno pertinentes, y hasta dejar de lado principios éticos si lo ameritan las circunstancias, por ejemplo, mentirle a su pueblo si con ello se evita un mal mayor. Por ejemplo: aplicar altos impuestos, para hacer obras públicas, aprovechando la circunstancia de que haya habido buenas cosechas y el pueblo pueda pagarlos o mentir acerca de la situación financiera, si eso es preciso para que la gente no se desaliente.

La frase de Ortega y Gasset

La popular frase “Yo soy yo y mis circunstancias”, le pertenece al filósofo español, José Ortega y Gasset (1883-1955). Para él salvar la circunstancia es vital para salvarse a uno mismo, porque el “yo” no subsiste sin el medio o entorno, ya que vivimos en un tiempo y en un espacio que nos determinan.

En Música

El músico colombiano Edson Velandia, entona la canción “La Circunstancia”, donde expresa que, si ocurre la circunstancia de perder el amor, tendrá que ser fuerte y afrontarlo, y acomodarse a esa circunstancia.