Concepto de clan

La palabra clan deriva de la lengua indoeupropea, gaélica escocesa, del vocablo “clann” que significa hijo.

En la Prehistoria, las personas se organizaron en bandas para protegerse mutuamente, donde la unión se producía entre diferentes familias. Estas bandas evolucionaron en el Paleolítico superior, hacia el clan, donde se agruparon personas integrantes de un mismo grupo familiar, por reconocer entre ellas el antecedente de algún antepasado en común, no necesariamente humano (podía ser un animal o una planta o una cosa) el que era considerado un Dios, y a quien le erigían un tótem con fines de culto. Por lo tanto la unión de las personas en un clan podía no ser por lazos exclusivamente biológicos. La organización del clan, cuyos integrantes eran nómades y guerreros, era matriarcal y su sistema político y social era determinado por la tribu que integraban. La agrupación de clanes dio lugar a las aldeas, características de la organización social sedentaria del período Neolítico.

Actualmente, en Escocia, podemos encontrar la moderna versión de los clanes, integrados por personas que mantienen entre sí un vínculo parental, probado con su apellido, o por aquellos que le juren fidelidad al líder del clan. Pertenecer al clan les otorga un sentimiento de unión e identidad, contando muchos de ellos, con jefes, e identificados con ciertos territorios, donde el clan se reúne, y una heráldica determinada. Son considerados como una comunidad de nobles y tienen reconocimiento del soberano.

Por extensión, se llama clan, a un grupo de gente unida por intereses comunes, sin pertenecer necesariamente a una familia, como ocurre en los videojuegos, donde se denomina clan, al grupo de jugadores que asiduamente participan de estas actividades lúdicas, en línea o a distancia.

Se denominan clanes delictivos, a las familias que se dedican al delito. Así por ejemplo son muy conocidos el clan Puccio, conformado en Argentina en el año 1982, integrado por familiares y amigos, pertenecientes a la clase media, residentes en el barrio de San Isidro, con aspiraciones de ascender socialmente, de cualquier manera, y para ello se dedicaron al secuestro extorsivo, teniendo como líder al jefe familiar, Arquímedes Puccio, ex integrante del Servicio de Inteligencia. El lugar donde permanecían sus víctimas secuestradas era la propia casa de lo Puccio, y luego de cobrar el rescate los mataban. Bajo el título, "El Clan" la historia de este grupo parental siniestro, fue llevada al cine, en el año 2015, con la dirección de Pablo Trapero.

Otro caso de clan delictivo, es el clan Lafuente-García, que en 2009 cometió una serie de robos en Vinto (Bolivia) o el clan recientemente detenido en Argentina (2010) implicado en el secuestro seguido de muerte del joven Matías Berardi.

Buscar otro concepto