Concepto de complementario

Lo complementario es aquello que posee la cualidad de complementar, o sea, que si bien puede valer por sí mismo, además, le agrega valor, eficacia o funcionalidad a otra cosa, la completa, valoriza o perfecciona, al añadirse a la misma.

Para que haya algo que se considere complementario debe otra cosa principal, básica o esencial, a la que se adicione.

Por ejemplo: “Me recibí de médico, pero ahora realizaré un posgrado para tener conocimientos complementarios que me ayuden a ser un profesional más capacitado”, “La asistencia a clases es complementaria de las calificaciones que saques en los exámenes pues si bien es importante que estés presente para aprobar el curso, las evaluaciones son esenciales para probar tus conocimientos”, “Toma un suplemento de vitaminas como refuerzo, pero es solo complementario, lo fundamental es que te alimentes bien” o “Tuve un ahorro complementario en mi compra, ya que me dieron, además de la oferta anunciada, un bono de descuento para mi próxima adquisición en la misma tienda”.

Una lectura complementaria, es aquella que se realiza para reforzar los temas elementales y medulares, contenidos en otro texto previamente leído. Por ejemplo: “Si bien estudié para el examen del libro que me recomendó mi profesor, también leí un texto complementario que tomé de Internet para ampliar los conceptos y aclararlos”.

En Matemática, un conjunto complementario es otro conjunto, conformado por los elementos que no tiene el otro conjunto, considerado como original, teniendo en cuenta el universo de elementos que componen el conjunto. Si consideramos por ejemplo el conjunto de las letras del alfabeto, y un conjunto original con las consonantes, el complementario incluirá las vocales.

En Geometría se conoce como ángulo complementario, a aquel que al sumarse a otro completa un ángulo recto. Si queremos conocer cuanto mide el ángulo complementario, debemos restarle a 90 la medida del ángulo que conocemos. Si tenemos un ángulo de 60º, para hallar el complementario debemos hacer la siguiente cuenta: 90 - 60, y entonces, sabremos que el ángulo complementario mide 30º.

Los colores complementarios son aquellos que dentro del círculo cromático ocupan un lugar opuesto, de acuerdo al tipo de círculo tomado como referencia. Los colores primarios y secundarios son complementarios entre sí, siendo complementario el color secundario, que no cuenta en su composición con ese color primario. Por ejemplo, el amarillo, que es un color primario, tiene como complementario al violeta (el violeta se forma con el rojo y el azul, pero no incluye el amarillo), el azul al naranja (pues para formar el naranja no interviene el azul, sino el rojo y el amarillo) y del rojo, el verde (ya que el verde se integra con azul y amarillo prescindiendo del rojo).