Concepto de convocatoria

La convocatoria es la acción y el resultado de convocar, del latín “convocare”, vocablo integrado por el prefijo de reunión o globalidad, “con” y el verbo “vocare” que significa “llamar”.

Una convocatoria es un llamamiento oral o escrito para que se acuda a cierto lugar o se realice alguna cosa, destinado a una o más personas (en este caso puede ser realizada por carta a sus domicilios, telefónicamente, por email, con afiches en los lugares donde asiste la gente que se desea convocar, etcétera) o al público en general en cuyo caso la convocatoria debe ser hecha empleando algún medio masivo de comunicación.

Ejemplos: “He recibido una convocatoria para presentarme como jurado en un concurso de baile”, “La convocatoria al empleo reunió una larga cantidad de aspirantes”, “Se ha convocado a los estudiantes con mayores promedios a presentarse a obtener una beca de estudios”, “Se han convocado voluntarios para asistir a los damnificados por el terremoto” o “El pueblo se reunió en la plaza para protestar contra las medidas del gobierno y la convocatoria se realizó a través de las redes sociales”.

Las asambleas, donde se reúnen los socios de una empresa, necesitan de una convocatoria para que los accionistas conozcan el día y lugar donde se efectuará la reunión que necesita de su presencia para la toma de decisiones.

Las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación en argentina según el artículo 63 de la Constitución Nacional son entre el 1 de marzo y el 30 de noviembre de cada año; pero el Presidente de la nación, si lo considera necesario, puede realizar una convocatoria extraordinaria.

La convocatoria de acreedores, puede ser solicitada al juez del domicilio del interesado y ocurre cuando alguien no puede hacer frente a sus deudas por estar insolvente, y desea evitar la quiebra. Es un procedimiento preventivo donde los acreedores son citados a demostrar sus créditos y la administración del patrimonio por parte del deudor comienza a ser supervisada.

Cuando se dice que se obtuvo una gran convocatoria, es que mucha gente respondió al llamado; en caso contrario la convocatoria será baja o nula: “La convocatoria al paro fue del 90 % de los trabajadores, lo que puede calificarse como masiva” o “La convocatoria a presentar proyectos para mejorar la infraestructura de la ciudad no despertó interés, siendo la convocatoria casi nula”.