Concepto de corpóreo

Es algo corpóreo, del latín "corporĕus", aquello que se puede ver y tocar, que posee cuerpo o materia, consistencia y volumen. Lo que es corpóreo ocupa un lugar en el espacio. Es una especie dentro del género de las cosas, las que también están integradas por las incorporales.

Son cosas corpóreas, un auto, una casa, un perro, una alhaja, una estrella, un planeta, etcétera. Por el contrario, carecen del atributo de corpóreo, las ideas o los derechos. Tanto las cosas corpóreas como las no corpóreas cuando tienen valor económico forman parte del patrimonio de las personas. Hay cosas corpóreas que no pueden ser objeto de apropiación particular, como una plaza o un buzón de correos, por ser bienes públicos. Entre las cosas incorpóreas no pueden tampoco adquirse como bienes privados, aquellas que son comunes al género humano, como la energía que procede del sol. Los antiguos romanos, también reconocían esta distinción entre cosas que pueden formar parte del patrimonio particular y las que no, pero no reconocían en ningún caso la propiedad sobre las cosas inmateriales, por ejemplo, el derecho de autor.

El filósofo griego Platón distinguió la realidad sensible y corpórea que podemos conocer a través de los sentidos y una realidad incorpórea, la del mundo de las ideas, a la que solo llegamos a través de la razón, y es la que nos brinda la certeza, el conocimiento seguro. Cuando conocemos el caballo a través de nuestros sentidos, podemos engañarnos, pues este caballo corpóreo es la materialización no perfecta de la idea incorpórea y perfecta de caballo. Su alumno, Aristóteles, no desconfió de la verdad que podamos captar a través de los sentidos.

En general los filósofos se dividen en empiristas que creen que los sentidos pueden aportarnos conocimientos verdaderos, al observar la corporalidad que nos rodea, y los racionalistas que ponen en la razón esta posibilidad.

La mayoría de las religiones sostienen que el hombre está conformado por un cuerpo (material, corpóreo) mortal, compuesto por una cabeza, un tronco y extremidades superiores e inferiores; y un alma trascendente incorpórea e inmortal. Con respecto a la corporeidad humana, cuando el cuerpo muere, se convierte en cadáver. Los animales también son corpóreos, pero para la mayoría de las religiones carecen de alma incorpórea. En el caso de las plantas, en su mayoría, lo corpóreo de ellas, está dado por la raíz, el tallo, las hojas, y a veces, sus flores y frutos.

Buscar otro concepto