Concepto de dorso

La palabra dorso reconoce su etimología en el latín “dorsum”, que se traduce como “espalda”, por ello, el dorso de algo o de alguien, es su parte posterior, muchas veces, la que queda oculta. Lo relativo al dorso, recibe el nombre de dorsal.

En los humanos, el dorso se identifica con la espalda, que se extiende entre el cuello y los hombros, donde da inicio, y el fin de la espina dorsal, que coincide con la cintura. Está recorrida por la región dorsal o torácica de la columna vertebral, entre la región cervical y la lumbar. Esta zona del dorso corpóreo puede llegar a doler, por varias causas, pues allí se alojan huesos, músculos, nervios, tendones y ligamentos. El conjunto del tronco humano, con su parte delantera y posterior, conforman el torso.

En las manos, su dorso, es la parte opuesta a la palma, donde los dedos muestras las uñas y los nudillos, y no se aprecian las líneas de la mano. En el pie, es la zona que se opone a la planta. Es la parte superior, que recibe el nombre de empeine, formada por dos huesos: el tarso y el metatarso.

En la lengua, que es un órgano muscular y móvil, ubicado dentro de la boca, su dorso es su cara superior, mientras que la inferior, se apoya en el suelo bucal.

En Botánica, el dorso de las hojas, es su envés, menos expuesta a la radiación solar, y cuya epidermis, muchas veces difiere de la que presenta la cara superior o haz. Puede ser de tonalidad más clara, presentar tricomas (especie de pelitos) la cutícula ser más delgada, estar más enervada, y, los estomas, tener mayor densidad.

En las cosas, el dorso es su lado revés, puede también llamarse reverso, por oposición al anverso, que es su cara anterior, por ejemplo: “Fíjate cuál es el revés de la prenda, pues las costuras siempre se dejan al dorso”, “En el dorso del billete de cien dólares se aprecia la imagen del Independence Hall”, “Debes firmar al dorso del cheque para endosarlo”, “Al dorso del sobre, debes colocar el remitente”, o “No debes escribir en el dorso de las hojas, cuando redactes el informe de una investigación”.

En Natación, existe un estilo de nado, conocido como dorsal o de espalda, donde el nadador se desplaza apoyando la espalda en el agua y colocando la cara hacia arriba. Las brazadas se hacen hacia atrás alternativamente con cada brazo, que va pasando por sobre cada hombro.