Concepto de palmar

La palabra palmar, nos llegó desde el latín “palmaris” referido a la palma de la mano, zona contraria al dorso de la misma, compuesta por cinco huesos metacarpos, que se corresponden con cada uno de los dedos. En la palma de la mano se encuentran líneas, que quienes practican la quiromancia, afirman que pueden revelar la personalidad y el futuro de su poseedor.

Existe un músculo del antebrazo humano, denominado palmar mayor o músculo flexor radial del carpo, que nace en una protuberancia ósea, que se encuentra en el húmero, en su cercanía con el codo, llamada epitróclea, y continúa en sentido descendente y anterior, hasta insertarse en el segundo metacarpiano, siendo el flexor preponderante en la muñeca.

Coloquialmente, se usa, como verbo, para indicar la acción de concluir algo (por ejemplo, un juego) pero, especialmente, cuando se habla de palmar se está refiriendo a la vida, siendo sinónimo de morir o fallecer. Ejemplo: "Estuve muy triste todo el fin de semana, pues, mi gatito, luego de acompañarme 15 años de mi vida, palmó de modo repentino".

En Geografía, hay muchos lugares con el nombre de Palmar, como, por ejemplo, el municipio Palmar, en Santander (Colombia) con zonas turísticas de parques, ríos y quebradas, que cuenta con una superficie de 21.9 km² y una población de unos tres mil quinientos habitantes. En Uruguay, y en el Departamento de Soriano, en su parte noreste, también hay una localidad llamada Palmar, de menos de quinientos habitantes, ubicada a la vera de la represa del mismo nombre, que es una central hidroeléctrica, ubicada en curso del Río Negro.

Cabe destacar, que en Argentina existe, desde 1966, el Parque y Reserva Nacional El Palmar, creado con el fin de preservar a las palmeras Yatay, una especie autóctona de flores amarillas, con un promedio de vida de 300 años, y que da un fruto de sabor dulce, empleado en la elaboración de licores. Está situado, a orillas del río Uruguay, sobre su margen derecha, cerca de la localidad de Ubajay, y entre Concordia y Colón, perteneciendo a este último departamento. Abarca 8213 hectáreas, de llanura levemente ondulada, y es una gran atracción turística, no solo por su enorme cantidad de palmeras, pastizales, arroyos, monte xerófilo y bosques en galería, sino por su fauna silvestre, entre cuyas especies, podemos nombrar a zorrinos, hurones, mulitas, pájaros carpinteros, perdices, ñandúes, gatos monteses, reptiles, como el lagarto overo, e insectos.