Concepto de diezmado

Diezmado es la acción y el efecto de diezmar, del latín “decimare”, de “decem” = “diez”, teniendo el sentido de matar, eliminar o castigar uno de diez, en ocasiones por no saberse quién ha sido el responsable del hecho punible. En este sentido, en el ejército romano, existía la “decimatio” palabra derivada de diezmado. Era un terrible castigo, que se aplicaba en especial cuando se producían motines. Consistía en separar a las legiones en grupos de diez, decidiéndose por la suerte, cuál de cada decena sería el que recibiría el castigo mortal por parte de sus propios compañeros de armas.

Diezmado tiene relación en su origen con el diezmo, el 10 % de sus ganancias, que pagan los fieles a la iglesia. Luego se usó para todo aquello que merme o reduzca sustancialmente algo.

Se habla por ejemplo de diezmado, cuando se alude a las consecuencias de una catástrofe natural, una epidemia, una hambruna o una guerra, que, al ocasionar tantas víctimas fatales, diezman la población en su número. También pueden ser diezmadas la flora y la fauna de un lugar.

Ejemplos: “Al talarse tantos árboles, los bosques de la Amazonia colombiana, han quedado diezmados”, “La población europea del siglo XIV fue diezmada por la peste negra”, “Si siguen permitiendo la caza indiscriminada, varias especies serán diezmadas” o “El pueblo ya casi ni existe luego que la plaga fatal lo diezmara”.

La población aborigen de América Latina fue diezmada tras la llegada de los conquistadores europeos. Las epidemias y los trabajos pesados a los que eran sometidos los nativos, provocó que gran cantidad de ellos perecieran.

En el régimen nazi, si bien el objetivo de Hitler era exterminar completamente a los judíos, y no lo logró, sí provocó que se diezmara su número, con sus crueles y aterradoras políticas.

También puede ser usado en sentido figurado, para hablar de inmaterialidades: “Han diezmado mi futuro al impedirme continuar mis estudios”, “Se diezmaron mis ilusiones de ser un profesional del deporte luego del terrible accidente que protagonicé” o “La moral del ejército se diezmó tras el resultado funesto de la batalla”.