Concepto de cardenal

Del latín “cardinalis”, en el sentido de “fundamental”, a su vez de “cardinis”, término que designaba a las bisagras, elementos sobre los que giran algunas cosas, como, por ejemplo, las puertas, siendo su eje.

En el catolicismo, los cardenales, son prelados, que integran el clero de Roma y colaboradores del Papa, componiendo el Consejo del Papa o Sacro Colegio. Pueden actuar como Legados si así lo dispone el Papa para algún asunto específico. Es una alta dignidad, la segunda después del Sumo Pontífice. Son elegidos por el Papa en una ceremonia especial, que recibe el nombre de “Consistorio”, teniendo en cuenta sus virtudes, debiendo ser varones presbíteros, prudentes, conocedores de la doctrina, piadosos y de sanas costumbres.

Su vestimenta litúrgica se compone de un birrete (solideo) sombrero rojo escarlata, con tres o cuatro puntas rígidas, representando el rojo, la sangre que debe estar dispuesto a derramar el investido, como muestra de su fe; en el uso diario, llevan una sotana negra con fajín rojo, y es toda roja, a veces, en la vestimenta coral, y un anillo que simboliza su compromiso con la Iglesia de Roma.

Algunos gobiernan importantes diócesis o archidiócesis, lideran los organismos de la Curia Romana y tienen participación activa en la administración de la Santa Sede, pero, la misión más trascendente del Colegio de los Cardenales es la elección del nuevo Papa, reunidos en Conclave, si el anterior ha muerto o renunciado.

En Zoología, los cardenales son aves paseriformes (pájaros) que pertenecen a la familia de los cardinálidos. Deben su nombre a su color rojo, similar a las ropas que usan los cardenales en el catolicismo, aunque no son rojas todas las especies de cardenales, predominando ese color en los machos, mientras que las hembras son grises, con solo algunas partes rojas. Miden alrededor de 20 centímetros de largo, presentan una gran cresta y un fuerte pico cónico. Su canto es melodioso.

Se reconocen tres especies: el cardenal norteño o Cardinalis cardinalis, al que hallamos desde el sur canadiense hasta Guatemala, y es el que tiene el color descripto anteriormente. Su venta está prohibida en Estados Unidos desde el año 1918. El cardenal pardo o Cardinalis sinuatus, propio de México y de algunas zonas de Estados Unidos, tiene, en los machos, una coloración gris, siendo rojas algunas plumas de sus alas, su cresta, su pecho, garganta y partes de la cara, rodeando los ojos y el pico. Las hembras tienen la espalda gris, y el resto es pardo, teniendo algunas manchas rojas en la cresta y en las alas. Su pico es curvo y de color amarillo. El cardenal guajiro o Cardinalis phoenicus, habita en Venezuela y Colombia y se caracteriza por su cresta larga y roja, siendo el macho rojo con las alas oscuros en los bordes. Las hembras, solo son rojas en algunas zonas de la cola, mientras que el dorso es parduzco.

Buscar otro concepto