Concepto de descuento

La palabra descuento se integra por términos latinos: el prefijo "des" que indica una acción invertida y el verbo "computare" que se traduce como computar o contar.

Descuento es una quita o resta de cosas materiales o inmateriales. Puede hacerse un descuento de un cierto porcentaje en el precio de una mercadería por diversos motivos, como la existencia de una oferta, tratarse de los últimos artículos en stock, tener algún defecto de fabricación, por ser una operación de contado, etcétera. Por ejemplo: "Obtuve un buen descuento en el vestido que compré porque advertó que tenía una pequeña mancha", "Aproveché el descuento que ofrecían en el comercio, con motivo de su inauguración" o "Pagando en efectivo me hacen un importante descuento".

Para el comercio que hace el descuento, ese importe, integra su pasivo, como un costo de la venta.

Sobre cosas inmateriales, ocurre por ejemplo, cuando decimos “descuento tus ganas de aportar ideas” o “descuento que me quieres”, lo que significa que saco de entre las opciones posibles, esas circunstancias.

En los salarios de los empleados son las sumas que se deducen de los importes a cobrar, por contribución a obra social o aportes jubilatorios.

Es la operación contraria a la suma o adición, cuantitativa o cualitativa.

En el sistema financiero se denomina descuento a la tasa que cobra el Banco sobre la suma de un préstamo acordado, y que es retenido como tasa de descuento por la entidad financiera.

También se alude con la palabra descuento, a la deducción que aplican los Bancos al adquirir, antes del vencimiento, pagarés o letras de cambio, sobre su valor nominal, con respecto a los intereses que restan devengarse, ocupándose el Banco de la gestión de cobro, y descontando también esos gastos de gestión. En este caso surge de un contrato entre un cliente del Banco que necesita el efectivo antes del vencimiento, y el Banco que adelanta ese dinero, asumiendo la gestión de cobro, y el consiguiente riesgo.

En el fútbol, el tiempo de descuento es aquel que debió descontarse del partido por interrupciones ocurridas, motivadas por infracciones, cambio de jugadores, accidentes, etcétera, y que luego el árbitro añade como tiempo extra.

En el Cine, ""Tiempo de descuento", es también un cortometraje argentino, que se estrenó en el año 1997, bajo la dirección de Flavio Nardini.

Otro cortometraje con el mismo título, pero de producción española, fue estrenado en 2011, con dirección de Pedro Pérez Martí, y de género dramático. En ambos casos el tema es el fútbol.