Concepto de gratificación

La palabra gratificación nos remonta, en la búsqueda de su etimología, al latín “gratificationis”, que se derivó a su vez de “gratia”, en el sentido de “favor” o “gracia”.

En líneas generales, una gratificación es una recompensa o reconocimiento que se le hace a alguien, y por ello lo hace sentir contento, pleno y satisfecho.

Algunas gratificaciones son espirituales, y representan una satisfacción personal, por ejemplo: “Recibí una gratificación al enterarme que mis esfuerzos para educar a mi hijo fructificaron, ya que me avisó que se recibió de arquitecto”, “Me sentí gratificado cuando mi maestro destacó mi tarea frente a todo el curso” o “La sonrisa de la anciana y su abrazo afectuoso, cuando la ayudé con sus bolsas pesadas, fueron una gratificación para mí”.
Lo más frecuente es que las gratificaciones sean de tipo económico, que se dan por hacer una obra o prestar un servicio. Es la paga que se recibe como contraprestación, y generalmente, es en dinero. puede ser dada de modo obligatorio; o por voluntad de quien se siente agradecido. por ejemplo: “Mi jefe me gratificó con un dinero extra por haber solucionado un problema grave de la empresa”, “Hay un anuncio en el periódico donde se expresa que se dará una gratificación a quien devuelva una billetera con documentos”, “Le dejé una gratificación del 10 % de la compra, al empleado que atendió muy bien” o “Los empleados de la empresa fueron gratificados con un día de jornada reducida, por el cumpleaños del jefe”.

Algunas gratificaciones son inmediatas, y otras se obtienen al cabo de cierto tiempo, tras un esfuerzo sostenido. Algunas gratificaciones son esperables, y otras, se dan, de modo imprevisto. Esto último suele sucederles a las personas que hacen sus tareas y se desenvuelven socialmente con naturalidad y sin esperar recompensas.

En el campo del Derecho, las leyes laborales de Perú, contemplan esta institución, que es una suma de dinero que se agrega a la remuneración de los empleados privados, de tiempo completo o parcial, sea su contrato a plazo fijo o indeterminado, incluyéndose también a las trabajadoras del hogar, y los del sector agrario. Se abona durante los meses de julio y diciembre, si se trabajó todo el semestre, y no sufre descuento. En general es de un sueldo adicional, aunque las trabajadoras del hogar y los de la pequeña empresa reciben la mitad. No reciben la gratificación los empleados de las micro empresas. Los empleados públicos reciben en esas fechas una suma menor, pero en concepto de aguinaldo.