Concepto de extracción

Extracción es la acción y además el efecto del verbo extraer, que procede del latín “extrahere”, en su etimología. Está integrado el término por el prefijo “ex” que denota que algo pasa desde el interior al exterior, y el verbo “trahere” en el sentido de “traer” o “arrastrar”.

Extracción es sacar algo de algún sitio, y el resultado o producto que se retiró, lo que puede darse en varios contextos y casos, por ejemplo:

Puede hacerse extracción de dinero de un cajero automático o de una caja de seguridad: “Quise realizar una extracción de dinero de mi caja de ahorros, pero el saldo era insuficiente para esa operación”.
Las extracciones de sangre, se realizan en hospitales y laboratorios bioquímicos a los efectos de analizar la muestra extraída, de una vena o arteria, para detectar posibles enfermedades o trastornos, como anemia, colesterol alto, problemas hormonales o diabetes. también para quitar sangre cuando hay exceso. En general se requiere un ayuno previo de varias horas.

En Odontología, una práctica extrema, es la extracción de una pieza dentaria, removiéndola de su alveolo, cuando su reparación resulta imposible. En casos de dientes temporales es frecuente hacerlo, ya que vendrá otra pieza a reemplazarlo, si la carie es profunda o para hacerle lugar al diente definitivo.

También se extraen los minerales de los yacimientos mineros, de donde se retira la mena que es el material aprovechable, acompañado de sustancias no productivas, que se denominan, gangas. Hay minas que son subterráneas, y allí el proceso de extracción se realiza por voladura controlada o perforando la roca, debiéndose construir túneles, pozos y galerías para llegar hasta el recurso. En las minas a cielo abierto, que se hace sobre la superficie del terreno, pues las minas están a poca profundidad, para hacer la extracción se excava mecánicamente o con explosivos.
El petróleo es otro elemento que para su aprovechamiento debe ser extraído del interior de la tierra, realizando perforaciones, pues este recurso resulta de un proceso de descomposición de materias orgánicas que se acumulan en profundidades, para lo cual a veces hay que llegar hasta los 6000 metros.

La información sobre lo que ocurre en el mundo, la extraemos, en general, de los medios masivos de comunicación, y los datos culturales (históricos, matemáticos, literarios, artísticos y científicos) de libros, revistas especializadas, Internet, apuntes de clase, etcétera.