Concepto de inviable

Inviable es una calificación que recibe todo aquello que no resulta viable, ya que el prefijo “in” importa una negación, en este caso de lo que es viable, o sea, susceptible de continuar viviendo o que no puede concretarse o llevarse a cabo.

En el primer sentido se aplica, a los fetos que no tienen la posibilidad de continuar un desarrollo normal para nacer vivos, o con posibilidades de seguir existiendo por mucho tiempo luego del alumbramiento, como ocurre, por ejemplo, cuando tiene menos de 24 semanas de vida o sufre una malformación importante, como puede ser una anencefalia.

En el segundo sentido, un proyecto o acción resulta inviable cuando diversas circunstancias hacen que no pueda llevarse a la práctica de modo exitoso, ya sea por razones de hecho (naturales o culturales) o de Derecho.

Por ejemplo, por razones de hecho, puede darse en los siguientes casos: “Es inviable sembrar en este terreno árido ya que las plantas no tienen allí las condiciones necesarias para desarrollarse”, “Es inviable que pueda levantar esta pared en medio día, necesito más tiempo”, “Quise montar un comercio de alimentos en la zona, pero al hacer un análisis de mercado comprendí que era inviable porque había demasiada competencia y muy poca población”, “Es inviable llegar por este camino al pueblo a tiempo para la reunión, es demasiado sinuoso, pedregoso y con muchos pozos, lo que haría que el viaje resultara sumamente peligroso y demasiado lento” o “Es inviable levantar un hospital con el magro presupuesto que asignó el gobierno para esta obra”.

Por rezones jurídicas: “Es inviable abrir un comercio en esta ciudad pues la municipalidad ya no concede más habilitaciones”, “Es inviable exportar mercadería en este año pues se han cerrado las exportaciones para cuidar la industria local”, “Es inviable seguir fabricando, pues el aumento de impuestos no nos deja ninguna ganancia” o “Es inviable tomar empleados sin registrarlos pues recaería sobre nosotros una multa cuantiosa, si lo hacemos, ya que es ilegal”.

Lo inviable puede ser temporario, si las circunstancias adversas o las normas jurídicas cambian y permiten que esas acciones puedan desarrollarse y llegar al fin querido, o ser definitivas e irreversibles, por ejemplo: “Por el momento es inviable que viaje a visitarte pues estoy enfermo, pero ni bien me cure te prometo que iré” o “Es inviable que pueda volver a caminar pues su lesión en la columna vertebral no tiene cura”, respectivamente.