Concepto de cancelar

Del latín “cancellare”, procede el verbo cancelar, a su vez de “canceli”, que es un diminutivo de “cancri” que se traduce como barrote o reja. O sea que cancelar, de acuerdo a su origen es la acción de poner barrotes o rejas para dejar a algo o a alguien encerrado. Luego se extendió el significado para designar el acto de anular, dejar sin efecto o derogar obligaciones, derechos, permisos, eventos, viajes, etcétera. Pueden cancelarse proyectos o promesas, u obras o compromisos en ejecución.

Muchas cosas se cancelan o invalidan por causas voluntarias, por ejemplo: “He decidido cancelar mi viaje al exterior hasta que esté mejor económicamente; por suerte todavía no había comprado el pasaje”, “Cancelé mi cita con el medico pues ya me siento mejor”, “Cancelé mi compromiso con mi novio, pues no estoy segura de querer casarme tan pronto”, “Cancelé mi suscripción a la revista pues era demasiado cara” o “Cancelé todos mis compromisos del día de hoy, para dedicarle tiempo a mi hijo en su cumpleaños”.

Otras cancelaciones ocurren por fuerza mayor: “Se canceló nuestro viaje en barco pues anunciaron fuertes tormentas”, “Tuve que cancelar la reunión de negocios, pues desperté con mucha fiebre”, “El vuelo se canceló por una protesta de los trabajadores” o “Se canceló la fiesta de mi prima pues su madre falleció”.

El error es también motivo común de cancelaciones: “Por error, apreté el botón de cancelar y me desafilié del sindicato”. En las computadoras, el botón cancelar, permite no proseguir con una acción que se está ejecutando. Por ejemplo, si por error pusimos salir de una aplicación, el botón cancelar, lo impedirá, o si compramos algo y nos arrepentimos rápidamente, podemos poner cancelar.

Los contratos pueden cancelarse por incumplimiento de una de las partes: “Me cancelaron la beca de estudios, pues reprobé los exámenes”, “Me cancelaron la cuenta bancaria por falta de fondos”, “El propietario me canceló el arriendo pues le debo seis meses de alquiler” o “Me cancelaron la entrevista laboral por no llegar al horario acordado”.

El modo natural de cancelar las obligaciones es mediante su pago, por ejemplo: “He logrado cancelar la deuda por la casa que compré, abonando el saldo al contado”, “Le debía a mi patrón varios trabajos que me había encomendado, así que hoy hice horas extras y cancelé mis obligaciones atrasadas” o “La maestra les dio tiempo hasta la semana próxima a los alumnos, para que cancelen las tareas pendientes”.

Buscar otro concepto