Concepto de involucrar

La palabra involucrar se derivó del latín “involucrum”, que puede traducirse como “envoltura”. Involucrar es incorporar algo dentro de una estructura, física o mental.

En Biología, los distintos sistemas orgánicos involucran a varios órganos, que participan en la ejecución de su función. En el caso del sistema respiratorio están involucrados los siguientes órganos: las fosas nasales, la laringe, la tráquea, los bronquios y los pulmones. En el sistema digestivo, se involucran, la boca, el esófago, los intestinos, el recto y el ano.

En las ideas, pensamientos o información, se trata de contenidos que los integran, que pueden ser homogéneos o heterogéneos. Ejemplos: “En este texto, redactado sobre la niñez desvalida, están involucrados diversos ámbitos de contenidos, ya que no solo se habla de aspectos jurídicos; sino sociológicos, psicológicos y biológicos”, “En mi pensamiento se involucran ideas antagónicas y eso me crea una gran confusión mental”, “Este trabajo de investigación involucra las teorías de varios autores” o “En el pensamiento marxista se involucran ideas sociales, económicas y políticas”.

También pueden ser personas que se involucran o toman participación en un suceso: “Mis vecinos estuvieron involucrados en el terrible asalto al Banco”, “No me involucres en tus mentiras, si me preguntan lo que sucedió, diré la verdad”, “El fiscal involucró a mi tío en una estafa” o “Me han involucrado en una marcha de protesta y yo pasaba por allí de casualidad”.

Otro uso es para mencionar el compromiso de alguien con alguna cuestión: “Estoy muy involucrado con las ideas ecologistas”, “Sería bueno que los jóvenes se involucraran más en política” o “Cada vez me involucro más en temáticas de compromiso ciudadano y de solidaridad social”.

“Involucrado” es una película española, de cine independiente, del año 2013 de suspenso y drama, que se rodó bajo la dirección de Josué Ramos, donde se expone la disyuntiva de tomar intervención o involucrarse en un asunto riesgoso y criminal; o seguir con la propia vida, sin asumir riesgos.