Concepto de suficiente

La palabra suficiente se originó en el latín “sufficientis”, siendo el participio del verbo “sufficere”. El vocablo suficiente está integrado por el prefijo que indica una posición por debajo, “sub”, el verbo “facere” en el sentido de “hacer”, y el sufijo de agente, “ente”. Un sinónimo de suficiente puede ser “bastante”.
Se aplica suficiente a los siguientes contextos:

1. Para indicar que lo que se ha hecho resulta acabado o completo, por lo menos, básicamente, para el objetivo que se ha tenido en consideración, que puede ser positivo o negativo. En general, lo suficiente no peca ni por exceso ni por defecto, sino que cumple lo esperado en forma ajustada. Lo opuesto es lo insuficiente. Ejemplos: “Es suficiente con hacer ejercicios físicos de una hora, tres veces a la semana, además de comer sano y dormir lo suficiente, para estar saludable”, “Tu examen resultó suficiente para aprobar la asignatura, pero tampoco mereció una mención especial”, “Lo que hablaste ya fue suficiente, no quiero escuchar más tus groserías”, “Ya son suficientes personas las que se han convocado para llenar el recinto”, “Ya es suficiente con lo que dijo, puede retirarse; ya que me ha demostrado sus escasos conocimientos del tema” o “Los miembros de la reunión son suficientes para constituir quorum”.

2. Con respecto a la personalidad de alguien, se dice que un individuo es suficiente, cuando no acepta ayuda de los demás, se basta solo, y aun cuando se siente acongojado, inseguro o enfermo se rehúsa a reconocerlo ante el prójimo, mostrándose entero y guardando la compostura. Se trata de una virtud, cuando posibilita superar las adversidades y sobreponerse para seguir adelante, pero en exceso puede ser una manifestación de soberbia, creyendo que sabe y lo puede todo, y de poca confianza en los demás. Ejemplos: “Mi padre es muy suficiente. A pesar de su avanzada edad, rara vez nos pide ayuda” o “Me habló con un tono suficiente, como si fuera superior a mí, y quisiera darme consejos, a pesar de tener mi misma edad”.

3. En Estadística, un estadístico suficiente, es aquel que muestra datos precisos y cercanos al modelo pretendido, y que otro estudio estadístico es incapaz de superar.