Concepto de oruga

La palabra oruga es un sustantivo procedente en su etimología del latín vulgar urūca.

En Zoología, una oruga es la larva de ciertos insectos, siendo los más conocidos las mariposas y las polillas, que pertenecen al orden Lepidoptera. Las orugas son de consistencia blanda pero su cabeza es resistente, y de formato cilíndrico y segmentado. Poseen respiración traqueal. Su número de patas reales es seis y se hallan en la zona del tórax (los primeros tres segmentos) pero tienen cinco pares de pseudopatas en los diez segmentos abdominales que resultan falsas y están dotadas de ganchos. Su vista es deficiente, contando con ojos simples en número de seis a los costados de la cabeza. Para ayudarse a ubicar la comida cuentan con antenas. Tienen una mandíbula potente y se alimentan de plantas, lo que puede convertirlas en plagas de cultivos. Algunas son venenosas, especialmente las de colores vistosos. Ciertos tipos de orugas cuentan para defenderse con espinas o pelos que contienen sustancias urticantes. Reptan para poder moverse.

El crecimiento de las orugas es veloz. Se transforman primero en pupas o crisálidas y luego ya llegan a adultas denominándose imagos. En cuatro semanas una oruga ya es una mariposa, sale de la crisálida en tres etapas y con las alas plegadas. El cuerpo de la oruga se deshace y muta para que esto ocurra.

En Botánica, oruga, es el nombre común de ciertas plantas de la zona mediterránea como la “Varica de San José” o científicamente “Asphodelus fistulosus” o la “Eruca vesicaria” más conocida como rúcula, muy valorada en la alimentación humana donde sus hojas se usan para ensaladas y salsas. La variedad de pizza con rúcula es también un plato muy sabroso.

En Mecánica Automotriz, la oruga es un artefacto que se le agrega a la llanta de los vehículos, consistente en una cadena articulada (se parecen a las orugas de las mariposas) que les permite con dicha asistencia poder desplazarse por sendas escabrosas. Las orugas son muy usadas en épocas de guerra para avanzar los vehículos por zonas de difícil tránsito.