Concepto de pequeño

Pequeño es un adjetivo empleado en las lenguas romances para nombrar aquello cuyo tamaño es reducido o breve, ya sea esencialmente, o en relación a otros individuos de su misma especie. Procede tal vez del latín vulgar “piccinus”, de donde se habría derivado también “piccolo” en italiano y el francés “petit”.

Puede aplicarse este calificativo a diversos casos: textos, estaturas, cantidad, tiempo, sucesos, etcétera y a individuos o grupos.

Ejemplos: “El niño es de estatura pequeña con respecto a otros de su misma edad”, “No vi a la pequeña hormiga y la pisé sin querer”, “Por un pequeño lapso de tiempo me distraje y eso fue suficiente para que ocurriera el accidente”, “Escribió un texto pequeño para despedirse de sus compañeros de trabajo”, “El defecto es muy pequeño y creo que nadie lo notará”, “Es un grupo pequeño de alumnos el que concurrió a la excursión”, “Comí una pequeña porción de torta para evitar engordar” o “Es muy pequeña tu hazaña en comparación con los grandes sucesos de la Historia”.

Es un concepto que admite grados, ya que de algo podemos predicar que es pequeño, muy pequeño, bastante pequeño, no tan pequeño, demasiado pequeño, etcétera. Es también subjetivo en ciertos casos: “Me dicen que soy de pequeña estatura, aunque yo no me siento petiso”, “Fue pequeño el período de tiempo que pasé contigo, pero lo sentí como si hubieran sido años”, “Mi perro es pequeño para mí, aunque algunos me dicen que es de raza mediana”.
Puede estar referido también a los niños, o sea a personas de poca edad: “El pequeño me sonrió y me pareció muy simpático”.

En Economía, se habla de pequeñas empresas, para mencionar aquellos emprendimientos lucrativos y privados, que invierten pocos recursos en su instalación y gestión, tanto de personas, como de dinero y tecnología. Su volumen de ingresos y de egresos es poco, comparado con las grandes empresas. Se equiparan, en su régimen jurídico a las medianas empresas, enroladas ambas en la categoría de PyMEs. La Unión Europea diferencia entre microempresas, pequeñas empresas y medianas empresas. Las pequeñas empresas cuentan con un número de entre 11 y 50 trabajadores y facturan anualmente entre 2.000.000 y 10.000.000 de euros.

En ciertos casos, puede denotar la escasez de importancia: “Tengo una pequeña dolencia que se me pasará en unos días”, “Sus pequeños gestos bondadosos, no lo convierten en una persona de bien, ya que en general actúa egoístamente” o “Es pequeña tu contribución a los logros del equipo”.