Concepto de perecer

Perecer es un verbo irregular de segunda conjugación cuyo origen etimológico se encuentra en el latín “perescere”, integrado por el verbo “perirere”, a su vez compuesto por el prefijo “per” en el sentido de “a través” y por “ire” = “ir”. El sufijo “esc” denuncia que se trata de un proceso. Por lo tanto, perecer, es sinónimo de morir, o terminar la existencia o el viaje por la vida.

En general, se aplica a los seres animados, a los que la naturaleza fijó un proceso existencial que culmina con el deceso, siendo este pasaje hacia la muerte el acto de perecer. Ejemplos: “Pereció la madre de mi amigo, víctima de un accidente”, “Mi amado perro acaba de perecer, su viejo corazón dejó de latir” o “Es inconcebible que la gente siga haciendo guerras donde perece tanta gente inocente”.

Para el Derecho, al perecer una persona, terminan sus derechos personalísimos, como su estado civil o su condición de socio; pero otros de ellos, especialmente los patrimoniales, son susceptibles de ser transmitidos por herencia o legado.

El perecer del ser humano es una situación irreversible que motivó la preocupación y la angustia de las personas, únicos seres capaces de cuestionarse el sentido de la existencia, desde siempre. La filosofía y las religiones han tratado de resolver esa cuestión dando explicaciones tales como que perecer es solo pasar de esta vida terrenal y pasajera hacia otra eterna y definitiva; siendo en la mayoría de estas explicaciones juzgada el alma tras la muerte, y recibiendo en consecuencias, premios o castigos tras perecer el cuerpo, que es la parte material y contingente.

Pero también puede aplicarse a cosas materiales, como el caso de las comidas, que tienen una fecha de caducidad o vencimiento, y a las que culturalmente se les ha asignado existencia: “El latín no ha perecido, sigue vigente en las lenguas romances”, “La cultura griega no pereció con la conquista romana, sino que influyó en los dominadores” o “Las ideas no perecen porque la represión las acalle, siguen vivas en el corazón de los hombres”.