Concepto de preparado

La palabra preparado alude a la acción y al efecto de preparar, verbo regular de primera conjugación que se originó en el latín “praeparare”, vocablo integrado por el prefijo de antelación “prae” y por “parare” en el sentido de “estar listo”. Una vez que alguien se dispuso a estar listo para algo, reuniendo los requisitos y aptitudes necesarios, está preparado para hacerlo. Ejemplos: “Estoy preparado para rendir el examen pues estudié todos los temas que indicó el profesor”, "Antes de largar la carrera, se nos preguntó si ya estábamos preparados", “Me he preparado durante varios meses para esta aventura, y ya reuní el valor y los elementos materiales para lanzarme a ella”, “Juan está preparado para manifestarle su amor a la mujer que quiere” o “Los niños se prepararon arduamente para la competencia, ensayando diariamente”. Si alguien en este sentido no está preparado, se sentirá inseguro y falto de herramientas para afrontar la situación.

Se califica a una persona de preparada, cuando está bien formada, teórica y prácticamente para realizar una actividad específica o cuando tiene mucha cultura general: “Mi padre está muy preparado en el campo de la ingeniería, pues además de haber obtenido su título universitario, ha practicado en los mejores talleres del mundo” o “Mi amiga es muy preparada, puedes hablar de cualquier tema con ella, ya que domina tanto las temáticas sociales como las del ámbito de la biología y de la matemática”.

Se usa también en el sentido de llegar al resultado luego de elaborar algún producto, y a la obra finalizada: “He preparado un rico té y un pastel, para compartir contigo”, “La mesa está preparada para los invitados”, “En las góndolas de los supermercados puedes hallar varias comidas preparadas y listas para servir” o “El farmacéutico realizó un preparado con una fórmula magistral”.