Concepto de propugnar

Propugnar es un verbo de primera conjugación que en su etimología nos remite al latín “propugnare”, término integrado por el prefijo “pro” que alude a un impulso o una acción hacia adelante, el sustantivo “pignus” en el sentido de “puño” más el prefijo formador de verbos, “are”.

Propugnar es la acción de defender, amparar o proteger alguna idea, situación o derecho, o lograr que se obtenga. Cuando alguien lucha por conseguir algo que considera justo o valioso o por mantenerlo intacto, decimos que lo propugna.

Se trata de un verbo transitivo pues va acompañado de un complemento que necesita para adquirir significado. Siempre se propugna algo.

Es sinónimo de abogar, con la diferencia que se aboga por algo; en cambio cuando usamos el verbo propugnar, no hay que añadir la preposición “por”. Ejemplo: “Abogaremos por los derechos de los adultos mayores” y “propugnaremos los derechos de los adultos mayores”.

Otros ejemplos de uso del verbo propugnar: “Propugno una ciudad libre de contaminación sonora”, “El profesor propugna las ideas democráticas”, “Ante la creciente inseguridad un grupo de ciudadanos propugna por el endurecimiento de las penas”, “Debemos propugnar un espacio de debate para el alumnado” o “Propugnaremos un cambio en la ley de defensa de los consumidores, pues aún están desamparados frente a los colosos empresariales”.

En una sociedad democrática, la libertad de ideas y opiniones, hace que no todos propugnen las mismas cosas; y en ocasiones, se propugnan cosas totalmente opuestas, como en el debate suscitado en Argentina por la legalización del aborto, que dividió a la ciudadanía entre los que propugnaban una ley que declare al aborto legal y gratuito; y quienes propugnaban la no sanción de esa ley, alegando la protección de la vida de la madre y también la del concebido.