Concepto de ralentizar

Ralentizar, es un verbo que se aplica a la acción que hace que un proceso o una conducta, se vuelva más lento, o sea, menos rápido o fluido, sin dejar de ejecutarse. Muchas veces, se usa “relentizar” para hacer referencia a esta acción, pero no es correcto.

El tiempo transcurre inexorablemente, y en él ocurren cosas, que demandan una cierta porción del mismo. Cada proceso tiene un tiempo de ejecución que se considera normal, pero diversos factores pueden determinar que se haga en forma más rápida o más despacio.

En ocasiones, la ralentización ocasionada por una persona, es realizada en forma intencional o voluntaria, con fines lícitos y morales, aunque causen algún perjuicio colateral, o para perjudicar a alguien, por ejemplo: “Se ralentizó el tránsito vehicular, poniendo lomadas en la calle, para evitar, que a altas velocidades, ocurrieran accidentes en una zona donde hay colegios”, “Se está ralentizando el suministro de víveres a la población, pues, con la crisis, es preferible espaciar las entregas, que suprimirlas definitivamente”, “Se ha ralentizado la actividad industrial, a causa de la escasa demanda, para no acumular producción que no tenga posibilidad de ser vendida”, “Ralentizaron la melodía empleando un editor de sonido”, “Los soldados ralentizaron la marcha, para no encontrarse aún con las fuerzas enemigas, y aguardar a estar mejor preparados”, “Se ralentizó el pago de jubilados, porque los empleados del Banco se pusieron a conversar de sus temas personales” o “Los delincuentes, adrede, ralentizaron el tránsito, interponiendo obstáculos, para poder atacar al camión que transportaba caudales”.

Puede deberse, también, a causas accidentales o actitudes negligentes, pero no intencionales, por ejemplo: “No tuve la intención de ralentizar el funcionamiento de la máquina, simplemente, no sabía operarla, y la manipulé de modo erróneo”, "Mi padre sufre de Alzheimer, y su capacidad cognitiva se ha ralentizado significativamente en poco tiempo, sin haber ningún remedio para este terrible mal", "Un accidente me dejó con discapacidad física, y mis movimientos se han ralentizado", “La lluvia ralentizó la obra y estará terminada dos meses más tarde de lo previsto” o “Un caballo se paró en medio de la ruta y ralentizó la marcha de los automóviles”.

En Economía, es donde se usa mucho este verbo para hablar de ralentización o desaceleración económica, donde el crecimiento del PBI (producto bruto interno) disminuye de forma transitoria, con respecto a una medición anterior, en un determinado lugar, sin llegar a un estancamiento o recesión.