Concepto de sitio

Sitio, del latín “situs” se traduce como lugar. Un sitio en este sentido es un emplazamiento, la zona que ocupa algo o alguien en el espacio, real o virtual.

Ejemplos: “El sitio donde vive el oso se llama osera”, “No hay sitio en esta casa para muchos invitados”, “Ese cajón no es sitio para tus libros, debes ponerlos en la biblioteca” o “Si eres ordenado, colocarás cada cosa en su sitio”.
Para conocer donde está ubicado un sitio determinado se cuenta con diversas ayudas, por ejemplo, si quiero saber cómo hallar un domicilio particular, una empresa, una entidad oficial, etcétera, puedo hacerlo con su dirección (calle y número) los que puedo ubicar en un plano de la ciudad. Si quiero saber el sitio que ocupa una ciudad, región o país, puedo recurrir a un mapa, y si es un sitio descampado o marítimo, a las coordenadas geográficas.

Un sitio web, está conformado por un conjunto de información reunida en páginas web o archivos electrónicos sobre un tema específico, y que pertenecen a un dominio, a las que se accede a través de una URL. A algunos sitios se accede libremente, y a otros, se requiere una previa registración. Tienen una página de inicio (home page) y luego las que se refieren al tema a tratar, pudiendo tener hiperenlaces a otros sitios web. Los sitios web están alojados en un servidor web y escritos en código HTML. Ejemplos: "Me recomentaron un sitio web muy bueno para ver películas" o "Mi primo se dedica a diseñar sitios web".

Pero sitio también puede referirse a la acción y efecto del verbo sitiar, que es cercar y asediar un lugar, una ciudad o fortaleza, con fuerzas armadas, generalmente una ciudad, para quitarle la posibilidad de contacto externo y con ello imposibilitar su aprovisionamiento, para debilitarla y así tomarla con mayor facilidad.
Estado de sitio es la situación constitucionalmente prevista, por la cual, a partir de una decisión del propio Estado, por razones de peligro interior o exterior, se suspenden las garantías necesarias de los habitantes, para poder mantener el orden y ejercer un efectivo control, por un tiempo determinado, hasta que la emergencia desaparezca.