Concepto de diálogo

La palabra diálogo proviene del latín “dialogus” y se refiere a la ciencia del discurso. Como modo de expresión oral, el diálogo, como conversación entre dos personas, que lo hacen alternadamente, fue utilizado en la antigua Grecia, ya por los sofistas, combinado con debates retóricos. Sócrates utilizó el diálogo sencillo para enseñar a los jóvenes a través de preguntas para llegar a la verdad que estaba en su propio interior. El filósofo griego platón, expuso por escrito en sus famosos Diálogos (alrededor de treinta) las enseñanzas de Sócrates, su maestro, cuyas lecciones solo habían sido orales, sobre diferentes temáticas. Se han clasificado los diálogos platónicos, en diálogos de juventud, diálogos de madurez y de la última etapa, con diálogos más profundos y abstractos. También puede haber diálogos escritos. Siempre debe existir un emisor y un receptor, que los son de modo recíproco.

El diálogo es utilizado en muchos géneros literarios, en verso o prosa, cuentos, novelas, y especialmente en obras teatrales. La raya de diálogo colocada al comienzo, indica el cambio de hablante, cuando se reproduce la conversación literalmente, en el denominado diálogo de estilo directo. Si quien escribe no reproduce la conversación, sino que la parafrasea, relatando su contenido, no se colocan las rayas. Esto se llama diálogo de estilo indirecto.

En el lenguaje cotidiano llamamos diálogo a cualquier conversación que mantienen al menos dos personas oralmente (los hablantes se denominan interlocutores) o por escrito: "Tuve un extenso diálogo con mi primo por teléfono, ya que no nos comunicábamos hace varios años, y teníamos mucho qué contarnos".

El diálogo es reclamado por la actual sociedad democrática como un medio de arribar a acuerdos, a través de la exposición de ideas y de la escucha de las opiniones de los demás, en un marco de cordialidad y respeto. Se dice que la violencia actúa, cuando el diálogo falla. El diálogo requiere apertura mental, autocrítica y análisis de posibles soluciones a los conflictos, ya sea entre particulares o instituciones públicas o privadas. Los diálogos entre Estados, se hacen con la intervención de agentes diplomáticos. Ejemplos: "Si no hay diálogo entre tu padre y tú, jam´s podrán entenderse", "Acepté dialogar con mi vecino a efectos de evitar llevar nuestro conflicto a sede judicial, y estamos evaluando las propuestas que surgieron de esa conversción, para ver si llegamos a un acuerdo extrajudicial" o "El diálogo entre los dos países se rompió, cuando uno de ellos, inició un ataque armado".