Concepto de cantidad

Se denomina cantidad, del latín "quantitas", a todo aquello que es medible y susceptible de expresarse numéricamente, pues es capaz de aumentar o disminuir. En Matemática, las cantidades positivas son las que se agregan unas a otras, y las negativas las que disminuyen el valor de las cantidades positivas a las que se contraponen.

Las cantidades continuas son aquellas cuyas unidades no están separadas entre sí, como cuando se mide un recipiente que contiene agua o aceite, pues puede poseer infinitos valores dentro de cualquier intervalo considerado finito, por lo cual resulta medible o mensurable., pudiendo tener valores enteros o fraccionarios, y sus unidades no pueden separarse. Lo opuesto son cantidades discretas, que determina sus cantidades usando la metodología de la enumeración, y solo puede contener números enteros, pues está formada por unidades separadas, como el caso de las ovejas de un rebaño o de los lápices contenidos en una caja. Las cantidades imaginarias son las de índice par de una cantidad negativa. Se llaman así pues extraer esa raíz es imposible. Las que no son imaginarias son reales. Las que miden cosas de la misma especie son cantidades homogéneas y heterogéneas en caso contrario.

En Física, la cantidad de movimiento de un cuerpo es una magnitud que resulta del producto de su masa por la velocidad que lo anima. Si se aplica sobre el cuerpo el impulso de una fuerza, variará la cantidad de movimiento.

Se habla también de cantidad para referirse a algo que existe en abundancia (por ejemplo “hay gran cantidad de gente” o “tanta cantidad de objetos no cabe en el camión”, o “tiene una gran cantidad de dinero”).

Las cantidades según las magnitudes pueden expresarse en gramos, en metros o en litros, con sus múltiplos o submúltiplos: "Necesito llevar pan en cantidad sufciente para cuatro personas, estimo que con medio kilogramo me alcanza" o "La cantidad de agua para el almuerzo de seis personas es de dos botellas de un litro cada una".

En Lenguaje, los adverbios de cantidad, como todo los adverbios son palabras invariables modifican fundamentalmente al verbo y también en ciertos casos, a los adjetivos, a otros adverbios o a toda la oración. Son adverbios de cantidad: poco, mucho, todo, apenas, nada, justo, demasiado y bastante.

La cantidad no siempre va de la mano de calidad, que es el valor intrínseco de las cosas. Por ejemplo, alguien puede haber publicado cien libros de escasa calidad, o sea, de contenido mediocre; y otro solo dos, que adquirieron notoriedad por su originalidad y buen gusto.

Buscar otro concepto