Concepto de baldosa

La palabra baldosa, posee dos acepciones. Una de ellas tiene un origen etimológico incierto, y se emplea en el ámbito de las construcciones. Se aplica a piezas de diversos materiales, entre ellos, piedra, cerámica, mármol, plástico, etcétera, cuyo formato es, en general cuadrado o rectangular, de fino espesor, sin pulir; o especie de ladrillos o azulejos, pulidos, que se usan para el revestimiento de pisos y paredes. Se usan tanto en interiores como en exteriores.

Las primeras baldosas fueron de barro cocido, y ya las emplearon los babilonios desde el siglo IX antes de Cristo. Los romanos usaron las baldosas de terracota, mezcla de arcilla de color rojizo, que se obtienen al cocinarlas a una temperatura de 980-990 ° C. y que tenían usualmente un tamaño de 25 centímetros de lado.

Las baldosas de cemento que tienen una superficie decorada, se denominan mosaicos, siendo preferidos a las baldosas rústicas como elemento decorativo. Los azulejos, por su parte, son piezas de cerámica que cuentan con una cara vidriada.

También las baldosas pueden ser hechas en piedra, muy recomendables por su resistencia, sobre todo en lugares de tránsito intenso. Entre las piedras más elegidas, podemos mencionar al granito, que puede ser pulido o sin pulir; la pizarra que es una roca densa, de grano fino, de color azul o gris opaco, siendo apreciada por su impermeabilidad y el mármol, que es muy bonito pero muy caro y poco resistente, ya que es fácil de rayarse y al ser muy poroso, se mancha al absorber los líquidos. Es un elemento suntuoso, al punto que el primer emperador de los romanos, Augusto, que asumió en el año 27 antes de Cristo, se jactó de haber recibido una ciudad hecha de ladrillos y transformarla en una de mármol.

Aunque no es muy frecuente su uso, las baldosas metálicas se emplean para la protección de zonas, que puedan verse afectadas por productos químicos. Otra opción poco elegida son las baldosas de cemento con madera pegada en su parte superior.

Ejemplos de uso: “Pisé una baldosa floja en la vereda, un día de lluvia, y me mojé el calzado y el borde de los pantalones”, “Las baldosas de mi patio son rústicas” o “Me gusta cómo queda la pared, revestida con baldosas de piedra”.

El otro significado de baldosa, nació a partir del provenzal “baudosa” y designa a un instrumento musical antiguo, de cuatro órdenes de cuerdas, punteadas o pulsadas, cuya caja de resonancia tenía forma ovalada, que se derivó de la combinación de la cítara y el laúd. Se empleó en las procesiones medievales, por su delicado sonido. Su mástil largo, terminaba en un clavijero circular.

Buscar otro concepto