Concepto de calibre

El origen de la palabra calibre es árabe, procede de “qalib”, que se aplicaba al molde que se usaba para dar forma a los metales. El vocablo ya existía en el idioma griego como “kalopous”, integrado por los sustantivos “kalon” que designaba a la madera y “pous” en el sentido de pie, ya que se aplicaba al molde de madera que se usaba para coser los zapatos. Posiblemente del griego fue tomada por el árabe a través del arameo.

El calibre o calibrador es un instrumento industrial usado para medir diámetros y profundidades, para detectar si son los adecuados.

En Informática, calibre es un programa destinado a ordenar libros electrónicos por autor, fecha, editor, clasificación, tamaño y serie. Es un software libre que permite la conversión a libros electrónicos de algunos formatos de archivos.

En las armas de fuego, el calibre es una medida expresada en milímetros o pulgadas, que indica aproximadamente el diámetro interno del cañón, relacionado con la longitud del proyectil que se usa en él. La medida se toma desde el fondo de las estrías. Una pistola 9 mm por ejemplo tendrá balas más livianas, pequeñas, pero mucho más rápidas y con más penetración que una pistola 45 mm que al ser más pesada, es más lenta.

Además de aplicarse a las municiones, también se usa para definir el diámetro de otros objetos no huecos, de formato cilíndrico o esférico, como tornillos o alambres.

Por extensión cuando alguien dice cosas impactantes, que pueden provocar graves consecuencias, se dice que pronunció palabras “de grueso calibre”. Otro uso es cuando se quiere aludir a la importancia o magnitud de una persona o de un hecho: “Es un héroe cuyo calibre es difícil de hallar en otro ser humano” o “Su hazaña bélica fue de tal calibre que dejó estupefactos a todos sus compañeros de regimiento”.