Concepto de cloaca

La palabra cloaca, tuvo origen en el latín “cloaca” referido al conducto o alcantarilla colectora, que permite evacuar las aguas sucias, de baños, lavaderos y cocinas, de un centro poblacional. Se trata de obras públicas necesarias para una correcta higiene y una medida eficaz de salubridad. Son redes de cañerías, con tuberías mayores y menores, con cierta inclinación, interconectadas y subterráneas que atraviesan las calles de los centros urbanos desde cada vivienda particular y edificios públicos y privados, hacia el colector principal para recibir tratamiento en la planta depuradora, donde la contaminación es reducida.

Las cloacas pueden obstruirse por los desechos arrojados, no degradables, y en ese caso, requieren un proceso para destaparlas, para que continúen cumpliendo su función de modo adecuado. La población debe ser consciente de no arrojar a la red cloacal, pañales descartables, colillas de cigarrillo, restos de comida, trapos, etcétera, para no entorpecer el servicio y perjudicarse ellos mismos y sus vecinos. Los desagües pluviales se conducen por otra vía.

La construcción de cloacas es muy antigua y hay antecedentes en las civilizaciones del Valle del Indo, pero fueron los romanos ejemplo acabado de ello. La Cloaca Máxima que data del año 600 a. C, por obra de los reyes Tarquinos, que aportaron a Roma la grandeza de la ingeniería etrusca, fue una red de alcantarillado que aún hoy, asombra por su eficiencia. A través de ella se logró drenar las aguas residuales, de edificios y baños públicos desde el barrio de la Suburra hacia el río Tíber, a través de varios ramales, no incluyendo las viviendas particulares. Primero fue a cielo abierto y luego fue cubierta.

Por arrastrar aguas sucias, se le dice, figuradamente cloaca a todo aquello que es soez, desagradable o desaseado. Por ejemplo: “La habitación del hotel resultó ser una cloaca, con mal olor y mucha suciedad” o “Tu lenguaje es una cloaca, irrespetuoso y desconsiderado”.

En Zoología, la cloaca, es la parte final y abierta del intestino de ciertos animales (anfibios, reptiles, tiburones, rayas y aves) por donde evacúan sus desechos orgánicos luego de la digestión, sirviendo tanto en la eliminación de la orina como de la materia fecal, y tiene función en la cópula.

En las aves, que carecen de ano, también les sirve para la reproducción, pues se aparean juntando sus cloacas, necesitándose poco tiempo para la transmisión del esperma del macho a la hembra. En la etapa reproductiva, la cloaca se hincha y el contacto con la pareja, suele llamarse “beso cloacal”.

Buscar otro concepto