Concepto de parlante

Del provenzal “parlar” con el significado de “hablar” más el sufijo “nte” que indica el que realiza el acto, un parlante es como se conoce en muchos países de América, al altavoz.

Como dispositivo, se trata de un transductor electroacústico. Es un aparato que sirve para convertir en sonido las señales eléctricas. Esto se logra transformando las ondas eléctricas en energía mecánica y luego en acústica, saliendo el sonido del parlante, reproducido, hacia el exterior, amplificado. Ejemplos: “Los parlantes son imprescindibles en la fiesta para que la música se escuche con intensidad” o “Si el político se dirige al público sin usar parlante, no lo escucharán”.

Concepto de parlante

Posee una o más vías o transductores, que reproducen rangos de frecuencias, pudiendo conformar una pantalla acústica, cuando son hechos con materiales flexibles para permitir varios focos de vibración radiante.

Los primeros parlantes se usaron en telefonía y no eran eléctricos. Tenían forma cónica. El gran avance en este campo se realizó a partir de la segunda mitad del siglo XX con las innovaciones planteadas por el inventor Edgar Villchur (1917-2011) que tuvo la idea de almacenar el aire en un lugar hermético, las cajas acústicas. Actualmente se usa el parlante electrodinámico que está en muchos casos incorporado externamente a muchos aparatos, como el caso de las computadoras o en aparatos de música. En toda instalación electroacústica, los parlantes se colocan en la etapa final.

Existen parlantes o altavoces dinámicos, que son aquellos la actuación de la señal incide en la bovina móvil. En los electrostáticos la energía resulta almacenada en una bovina fija y en otra móvil. En general, los parlantes tienen una impedancia de 4 a 8 ohmios

Añadido a un idioma designa que es hablado por un sujeto, grupo o toda la comunidad: “Este pueblo es angloparlante” o “Mis primos son hispanoparlantes”.

En Zoología, se denominan aves parlantes, a las que son capaces de reproducir el lenguaje humano, por imitación. Un caso muy conocido es el de los loros (periquitos, loros grises africanos, cotorras monje, los loros electos, etcétera) que no solo son capaces de reproducir palabras, sino también frases. También las especies que pertenecen al género Gracula y los estorninos pintos, pueden hacerlo, aunque en menor medida. Por supuesto, que requiere de dedicación y paciencia que se conviertan en aves parlantes, ya que habrá que repetirle la palabra muchísimas veces, para que la puedan incorporar y exteriorizarla.