Concepto de péndulo

La palabra péndulo se originó en el vocablo latino “pendulum”, a su vez derivado del verbo “pendeo” en el sentido de pender, colgar o suspender, más el sufijo instrumental “ulum”.

Los péndulos son cuerpos pesados que se hallan suspendidos de un punto diferente a su centro de gravedad. Captan vibraciones y radiaciones, por lo cual son usados en quiropraxia, homeopatía y otras terapias alternativas, además de emplearse como técnica de adivinación. En yoga se usan para abrir las energías de los chakras y reponerlas; y en hipnosis, el movimiento pendular sirve para llegar al estado de trance. Es muy frecuente verlos en los antiguos relojes de péndulos que marcaban tiempos armónicos o iguales.

Un péndulo simple o péndulo ideal, pues en la realidad es inexistente, sirviendo de modelo para realizar cálculos, por eso también se lo conoce como péndulo matemático, es una esfera de peso considerable, con un punto fijo que es su centro de gravedad, que oscila con movimiento periódico, al estar sujeta a un hilo o varilla livianos, sostenidos en un punto fijo en su parte superior. De la longitud del hilo inextensible, dependerá el movimiento oscilante de la esfera, que según constató Galileo Galilei no depende de la amplitud. Para que el péndulo inicie su movimiento de oscilación se lo debe sacar de su posición de equilibrio, lo que se hará llevándolo a la posición de un arco de circunferencia, y luego soltándolo. El movimiento será el de un arco cuyo desplazamiento será el de la longitud del hilo.

El péndulo compuesto o físico es real. Es un sólido rígido que se encuentra suspendido de un punto distinto a su centro de gravedad, pudiendo oscilar en forma libre en derredor de un eje horizontal fijo. Hay dos acciones que afectan al cuerpo sólido y rígido: la de su propio peso pasando por el centro de gravedad y el de reacción del elemento que otorga la suspensión.

Por el contrario, en el péndulo esférico, que se mueve en el espacio y no en un plano. Posee dos grados de libertad y su movimiento no es periódico, sino cuasi periódico.