Concepto de adorno

Adorno es algo que se usa con el fin de adornar, o sea, embellecer una cosa con fines estéticos. Muchos objetos pueden servir con este fin, dependiendo lo que se pretenda embellecer. Un firulete es un adorno de gusto dudoso y superfluo

Desde la más remota antigüedad el ser humano trató de embellecer su cuerpo, colgándose cosas, pintándose, o incluso insertándoselas en la nariz u orejas, a modo de adorno. Así surgieron los aros, los collares, los maquillajes, las pulseras, los tatuajes, etcétera. Por extensión se dice que las cualidades de una persona contribuyen a adornarla.

Para adornar o decorar las casas se utilizan cuadros, floreros, tapices, platos, existiendo una carrera específica para saber hacerlo con estilo y refinamiento que es la de decoración de interiores.

La repostería cuenta con una sección especial que enseña a decorar platos y tortas, colocándoles adornos, para hacer de la presentación de los manjares, una atracción visual.

Las fiestas navideñas son una ocasión especial para colocar adornos en el tradicional arbolito, y volverlo colorido e iluminado, con bolas de diferentes colores y tamaños, y otros formatos más novedosos.

En música, son adornos, aquellos grupos de notas que se intercalan para embellecer y hacer más expresiva una melodía, como por ejemplo la apoyatura, el trino o el grupeto.

Theodor Ludwig Wiesengrund Adorno, es el nombre de un filósofo alemán que vivió entre los años 1903 y 1969, habiendo sido un gran representante de la Escuela de Fráncfort y de la teoría crítica inspirada en el marxismo; centrando su teoría en la irreductibilidad del individuo a todo esquema teórico. Sus principales obras fueron: “La Dialéctica de la Ilustración” en coautoría con Horkheimer y “La personalidad autoritaria”.