Concepto de arco

El origen etimológico del sustantivo arco se encuentra en el latín “arcus”, que a su vez se tomó del indoeuropeo “arqu” que puede traducirse como “doblado”.

Un arco es la línea que se forma al unirse dos puntos, pero que no es recta, sino curva. En una circunferencia el arco es cada una de sus dos porciones, que se comprenden entre dos de sus puntos. Los dos puntos anteriores reciben el nombre de extremos del arco, a los que se señala con letras mayúsculas (por ejemplo A y B) y sirven para identificar el arco, en este caso como arco AB.

Concepto de arco

Los objetos que poseen esa forma curva también son llamados arcos, como el arma que sirve para disparar flechas, y que consiste en una vara curva cuyos extremos se unen con una cuerda tirante donde se coloca lo que se va a arrojar.

En las construcciones es frecuente que se usen arcos, como el de medio punto, que presenta el formato de una semicircunferencia, que se forma entre sus puntos extremos, usado especialmente en la arquitectura abovedada, caracterizada porque todos los puntos de la construcción trabajan en compresión. Se lo empleo desde el siglo III antes de la era cristiana en la Mesopotamia asiática, de donde fue tomado por los romanos. Como materiales se usaron generalmente piedras, adobe o ladrillos, adosando entre sí pequeñas partículas llamadas dovelas. Fueron muy útiles, pues se pudieron eliminar columnas y lograr que los espacios internos por ende, sean más amplios.

Hay algunos monumentos que tienen forma de arco y se han emplazado para conmemorar victorias:

El primero que se conoce en Roma, data del año 196 a. C para homenajear a Lucio Stertinio.

El emperador Trajano emplazó en el siglo II un Arco de Triunfo en Benevento, para conmemorar sus triunfos contra los dacios, luego de lo cual abrió la vía trajana.

El emperador Constantino erigió el Arco de Triunfo en Roma, en el siglo IV, para evocar su triunfo frente a su rival, Majencio, en la batalla de Puente Milvio.

En París también hay un Arco de Triunfo construido entre los años 1806 y 1836 que conmemora la batalla de Austerlitz, y que mandó a construir Napoleón Bonaparte, para conmemorar su gran victoria contra la Tercera Coalición.

En óptica y Meteorología, un arco iris, es un arco de varios colores que podemos visualizar en el cielo al descomponerse la luz solar, especialmente cuando llueve con sol, al decomponer la gota, el rayo de luz en todos sus colores, y además lo refracta o desvía, y así lo vemos en el firmamento.