Concepto de ficción

Del participio del verbo fingere y del término latino fictus, que significa algo alejado de la realidad o fingido, proviene la palabra ficción. Un concepto este que viene a definir hechos, personajes o situaciones que la realidad muestra de imposible existencia, que concebidos en la imaginación de uno o varios autores, son materializados en obras literarias o cinematográficas, entre otras muchas más.

Es decir, se trata de una invención creativa, que alguien, dispuesto a hacer disfrutar a un público de a través de palabras, imágenes o sonidos, crea para ellos un mundo imaginario. Si a ello se le agrega recursos de la ciencia y/ o tecnólogicos hablamos de ciencia ficción.

Este concepto que nos ocupa está muy relacionado con otro término que en la Grecia Clásica era conocido como mímesis. En la bibliografía de Platón se habla de dicha palabra exponiendo que las ideas puras eran imitadas por los objetos reales y estos a su vez lo eran por las obras poéticas.

Otro de los grandes filósofos de aquella época dorada como fue Aristóteles también abordó el asunto. Para él, la mímesis era vital pues señalaba que, partiendo del principio de la verosimilitud, las obras literarias copian a la realidad, a aquellas cosas que podrían suceder.

El concepto de ficción, como se ve, ha estado ligado a unos autores y al origen de la cultura universal. Pero desde entonces ha evolucionado adaptándose a los tiempos y a las artes donde ha tomado posiciones de peso.

Así, por ejemplo, en el mercado literario ya existen dos clasificaciones para las obras: las de ficción (inventadas) y las de no ficción (reales o autobiográficas).

Y algo similar sucede en el campo de la televisión donde actualmente el concepto que nos ocupa es utilizado con mucha frecuencia para hacer referencia a todos aquellos espacios que son fruto de la invención de unos autores. De esta manera, serie y ficción son utilizadas como sinónimos.