Concepto de Aristocracia

Aristocracia es una palabra que en griego significa el gobierno de los mejores. Ya el filósofo griego Platón sostenía que solo los más sabios, los filósofos, eran los que estaban capacitados para gobernar. Su discípulo Aristóteles siguió esa idea, diciendo que solo los prudentes podían llegar a conseguir ejercer un gobierno justo, pues estaban preparados para hallar el justo medio virtuoso.

Para Aristóteles, la Aristocracia era una de las tres formas puras de gobierno, junto a la Monarquía y a la Democracia. Sin embargo para este filósofo ateniense, la aristocracia podía deformarse en una forma impura, la Oligarquía, cuando en lugar de ser el gobierno de los mejores, se convierte en el de unos pocos, que gobierna de acuerdo a sus intereses personales. Para él, el ideal es una forma mixta entre Democracia y Aristocracia, forma de gobierno a la que llamó Politeia.

También se llama socialmente Aristocracia, a la clase social destacada, desde donde se escogen los dirigentes políticos de esta forma de gobierno.

En Atenas, al gobierno de los reyes le sucedió el de los nobles o “eupátridas”, no pudiendo el pueblo o “demos” tener participación política. Esta Aristocracia que ejercía el poder, estaba en manos de una minoría terrateniente. El “demos” o pueblo fue incorporado a la vida política recién a partir de las reformas de Clístenes (570 a 507 a. C.) que pertenecía a la clase aristocrática.

Otra importante polis griega, Esparta, tuvo carácter de aristocracia militar. Esta aristocracia estaba conformada por lo que ellos denominaban iguales, que eran guerreros de ascendencia doria.

A partir de la Revolución Francesa, se comienza a predicar la igualdad de derechos y la participación política de todos los sectores sociales, comenzando la decadencia de la Aristocracia, como sector político, social y legal privilegiado.