Concepto de compilación

Compilación es el efecto y también la acción del verbo compilar, que deriva en su etimología del latín “compilare” con el significado de juntar o reunir lo que anteriormente se hallaba por separado.
En general se usa para hablar de información sobre un mismo tema, que estando distribuida en diferentes fuentes, es reunida por un compilador, con el fin de sistematizarla, ampliarla y compararla. No es una tarea fácil pues exige analizar cada texto, en su compatibilidad con los restantes, en cuanto a tiempo, materia y ámbito de aplicación, según el caso. Ejemplos: “he compilado todos los resúmenes y toma de notas sobre la materia que tengo que rendir a fin de año, aunque me costó ordenar tanta información, ya tengo preparado el material de estudio” o “el libro que le compré a mi hijo, consiste en una compilación de cuentos infantiles famosos y tradicionales”.

Concepto de compilación

Por ejemplo, las leyes de un Estado son compiladas en Códigos, para evitar confusiones, especialmente si hay contradicciones entre ellas, sobre cuál es la aplicable. Así surgen los códigos penales, civiles, etcétera. Esta técnica de codificación o compilación legislativa es muy antigua. En la Antigua Roma existieron compilaciones famosas en el siglo III como el Código Gregoriano, en siglo IV el Hermogeniano, en el siglo V, el Teodosiano y la obra compilatoria cumbre, base del Derecho Civil occidental, que fue el Corpus Iuris Civilis del emperador Justiniano, que data del siglo VI.

En Informática la compilación la hace un compilador virtual, que básicamente consiste en la traducción de un programa que se encuentra escrito en lenguaje de programación en un código fuente, a otro lenguaje de programación, a un texto escrito o a un código intermedio, para luego poder ejecutarse.