Concepto de Democracia

Democracia es una palabra de origen griego que significa gobierno del pueblo. Nació en la ciudad estado de Atenas (Grecia) desde su instauración por Clístenes en el año 520 a. C. como ejemplo para los demás pueblos que eran gobernados por monarcas teocráticos que investidos de un poder divino dominaban a sus pueblos con poderes totales.

La democracia ateniense se caracterizó por ser directa, pues el poder soberano detentado por el pueblo no se ejercía como actualmente, a través de representantes, sino que los asuntos más importantes del gobierno eran decididos por la reunión de los ciudadanos libres atenienses que se reunían en la plaza pública (ágora). Esto era posible por el reducido número de ciudadanos romanos (alrededor de 30.000) ya que se excluían de participación política los esclavos, las mujeres y los extranjeros.

Cuando murió la democracia ateniense en el año 322 a. C. el mundo ya no conoció esta forma de gobierno durante el resto de la antigüedad, ni en la Edad Media ni en la Edad Moderna, dominado el poder político, por reyes que decían recibir su poder ilimitado del propio Dios.

Fue en el siglo XVIII donde resurgió el pensamiento democrático a través de las ideas del iluminismo, que cuestionaron el poder despótico real; y autores como Rousseau instauraron la idea de que el poder residía en el pueblo, que solo lo cedía a sus gobernantes por contrato, por un período limitado, al cabo del cual el pueblo recuperaba su poder soberano para elegir a otro gobernante que lo representara.

Nació así una nueva concepción de la democracia también como gobierno del pueblo, pero que no ejerce directamente el poder sino indirectamente, a través de representantes elegidos por el voto popular. Estas ideas se concretaron en la Revolución Francesa de 1789, que si bien no logró inmediatamente su objetivo, ya que tras derrocar al rey las monarquía absolutas fueran reinstauradas, sentó las bases para que el mundo occidental comenzara paulatinamente a adoptar la democracia como el sistema legítimo de gobierno, y como estilo de vida.

Se caracteriza la democracia por la elección popular de los gobernantes, que asumen por mayoría de votos (la minoría pasa a desempeñar el papel de oposición) que ejercen el poder de acuerdo a la Constitución y demás leyes, por un tiempo limitado, con división de poderes ara que un poder ejerza control sobre el otro, respetando los derechos del pueblo, aceptando el disenso, y reconociendo al diálogo como el modo de resolver los conflictos de intereses.