Concepto de dictamen

Origen del término

La palabra dictamen procede del latín “dictāmen” y hace alusión a la acción de dictar, ya que se conforma por el verbo “dictare” que se traduce como dictar y se le añade el sufijo de resultado “men”.

En sentido amplio y estricto

Si bien se aplica a toda opinión o juicio que se tiene sobre cualquier cuestión, por ejemplo “tengo un dictamen sobre tu persona que no te favorece” o “No me interesa tu dictamen sobre la política de nuestro país, tengo mi propia opinión”, en sentido estricto y en el ámbito jurídico se aplica a los juicios que brindan los especialistas, expertos o peritos sobre determinadas cuestiones especificas en las que son consultados. Por ejemplo si se necesita determinar si una persona estaba mentalmente en condiciones de conocer que estaba cometiendo un hecho ilícito, el juez que no conoce sobre el tema, deberá contar con el dictamen de peritos psiquiatras. Otro caso podría ser el de que se necesite saber si las firmas consignadas en un documento son auténticas asunto sobre el que deberán expedirse en su dictamen los peritos calígrafos.

Concepto de dictamen

Se califica también como dictámenes a las resoluciones y sentencias que emanan de los jueces y tribunales de justicia, que deciden sobre determinadas cuestiones, basándose en la ley, en la doctrina, la jurisprudencia y en su sano juicio, para decidir en sede penal si el acusado es culpable o inocente, y graduar la pena entre los límites mínimos y máximos legales; y en sede civil, decidir pretensiones, controversias y fijar indemnizaciones.

Las comisiones legislativas emiten dictámenes con propuestas firmadas por la mayoría de sus integrantes sobre cuestiones a su examen confiadas, donde se exponen sus conclusiones y proyectos de ley o acuerdos, previa exposición de motivos. Los dictámenes en general cuentan con las siguientes partes: una introducción o proemio; el proyecto de ley o decreto propuesto, antecedentes, argumentos jurídicos, razones sociales, económicas y políticas; la decisión propuesta por la comisión y la firma de sus miembros. La minoría que no esté de acuerdo puede presentar un dictamen por separado. Luego estos dictámenes son presentados a la Cámara en pleno para su tratamiento.

Los auditores de empresas también emiten dictámenes sobre el estado financiero de las mismas, luego de un examen pormenorizado de sus balances.