Concepto de jubilación

La palabra jubilación, al igual que júbilo, proviene del vocablo latino “jubilare” que significa expresarse con alegría, aunque muchas veces la jubilación o retiro de la vida activa implique para la persona una situación de reacomodación en sus costumbres que en ocasiones puede traerle frustración, sobre todo si el trabajo ha sido lo fundamental en su vida.

La jubilación es el retiro de la actividad laboral por parte de un trabajador que por razón de edad (jubilación ordinaria) o incapacidad (jubilación extraordinaria) ya no está en condiciones de trabajar en el segundo caso, presumiéndose esta situación en el primero, ya que hay personas que a pesar de alcanzar la edad jubilatoria están perfectamente dispuestas física y psíquicamente para la actividad laboral. Requiere la realización de un trámite administrativo al cabo del cual se le otorga la calidad de jubilado. En ciertos casos cuando el trabajador continúa en el empleo a pesar de reunir los requisitos para jubilarse, puede el Estado jubilar de oficio, y en el caso de empleo privado, el empleador puede intimarlo a que realice los trámites pertinentes.

La jubilación es un derecho comprendido dentro del régimen de seguridad social que consiste en percibir un dinero mensual hasta su muerte a pesar de no estar ya trabajando, ganado a través de una serie de años de servicios con aportes. Cuando el jubilado muere, en caso de tener cónyuge o hijos menores, estos pueden seguir cobrando ese beneficio en carácter de pensión.

La edad para jubilarse varía en los distintos países, y de la actividad de que se trate. En Argentina la jubilación ordinaria general se obtiene a los 60 años en las mujeres y 65 años en los hombres y 30 años de servicio.

En los sistemas donde la jubilación está a cargo del Estado el dinero para abonar las jubilaciones se obtiene de aportes obligatorios del empleador y del trabajador (en relación de dependencia o autónomos).