Concepto de aceleración

La aceleración es la consecuencia del verbo acelerar, vocablo de origen latino, proveniente de “celer” que significa ir más rápido.

En Física se conoce como aceleración el cambio que sufre la velocidad de un cuerpo en determinado tiempo. Se necesita saber su dirección, magnitud y sentido, por tratarse de una magnitud vectorial que establece una relación entre las variaciones de velocidad y el tiempo en que tardan en producirse.. En el sistema internacional la unidad es el m/s2. Se mide con un acelerómetro. Lo que indica la aceleración es cuán rápido suceden los cambios de velocidad y no la velocidad en sí misma. Un objeto puede moverse con mucha rapidez y no ser mucha su aceleración. Si la velocidad es constante, la aceleración es igual a cero, por más que se mueva rápidamente. La aceleración negativa se denomina desaceleración. Esto sucede por ejemplo cuando un vehículo frena. El movimiento es uniformemente acelerado si el aumento es proporcional al tiempo.

La relación entre las variaciones de dirección y el tiempo en que se producen, se llama aceleración centrípeta o normal, que consiste en que un cuerpo se acelera si varía su dirección, pues no puede cambiar su dirección sin la presencia de alguna aceleración. Los cuerpos sin acelerar siempre siguen una línea recta y nunca una curva. La relación entre velocidad y tiempo es la aceleración centrífuga.

La aceleración media, considerado un intervalo de tiempo, está dada por el cociente entre el aumento de velocidad experimentado en ese tiempo, y la amplitud de éste. Cuando el tiempo considerado es tan mínimo, que podemos reducirlo a un instante, se habla de aceleración instantánea, y está dada por el cociente entre los aumentos de velocidad y el tiempo.

La aceleración de gravedad es la que provoca el movimiento del planeta Tierra, por la fuerza de gravedad.