Concepto de astronomía

Significa literalmente el estudio de los astros, o ley de las estrellas o cuerpos celestes, según su etimología griega y latina, y es la ciencia más remota, pues fue lo primero que el hombre se dispuso analizar por el impacto visual y emocional que le causaban esos objetos suspendidos en el firmamento, y el cielo mismo, fenómenos que no lograba explicar, y por eso los divinizó. Así, Rah, fue el Dios Sol para los egipcios e Isis, la diosa Luna; y la posición de planetas y estrellas los llevaron a predecir el futuro en base a su ubicación espacial, lo que originó la astrología.

El estudio metódico, racional y sistemático del espacio o universo, es muy antiguo Los chinos 3.000 años a de C. ya tenían un calendario de 365 días, basados en la aparición constante del Sol y la Luna. Los egipcios, también tuvieron un calendario, observando la estrella Sirio, que excedía al chino, solo en seis horas.

Pero los verdaderos cultores de la ciencia astronómica fueron los griegos, y su mayor exponente fue Tales de Mileto (siglo XI a. C) quien sostuvo la redondez de la Tierra y de todo el universo. Aristóteles confirmó la redondez de la Tierra. El alejandrino Tolomeo, alrededor del año 100 sostuvo no solo la redondez de la Tierra, sino también la teoría geocéntrica, o sea que era alrededor de la Tierra que giraban el Sol y los demás planetas. La Edad Media paralizó con su limitación al libre pensamiento (oscurantismo) el desarrollo de la astronomía.

El polaco Nicolás Copérnico en 1473, contradijo la teoría de Tolomeo afirmando que era el Sol el centro del universo (heliocentrismo). El error de Copérnico fue afirmar que las órbitas que describían los planetas alrededor del Sol eran circulares. Juan Kepler, un siglo después, descubrió que esas órbitas eran elípticas.

El italiano Galileo Galilei (1564-1642) con su telescopio, instrumento básico de la astronomía, logró ver a distancias hasta entonces inaccesibles. Observó la Luna, los satélites de Júpiter, las fases de Venus y esto corroboró empíricamente la teoría de que el Sol era el centro del universo. De todos modos sus teorías no fueron aceptadas por las autoridades eclesiásticas, quienes lo obligaron a desmentirse para poder conmutar su pena de muerte por la de prisión perpetua.

Los avances de la ciencia astronómica han sido constantes a partir del advenimiento del Humanismo y el Iluminismo. El hombre llegó a la Luna en el siglo XX, y a partir de allí los progresos continúan.