Concepto de elementos químicos

Se llaman elementos químicos a los ciento diez tipos de átomos diferentes que nos rodean. De ellos noventa y dos son elementos químicos naturales, y el resto, artificiales. Por ejemplo, el elemento químico hidrógeno comprende todos los átomos de hidrógeno. Están representados en la tabla periódica de elementos, con una posición determinada por su número atómico, que es el número de protones contenidos en su núcleo. Por ejemplo, en el caso del carbono, podemos contar en su núcleo, seis protones.

Puede definirse un elemento como una sustancia básica, combinable con otros elementos (formando compuestos) pero que aislados no pueden descomponerse en sustancias más simples.

Los elementos químicos se simbolizan con una letra mayúscula, que es generalmente la primera de su nombre. Así, el hidrógeno tiene como símbolo la H, o el carbono la C. Si ya existe un elemento con la misma letra se le agrega para diferenciarlo la letra que le sigue en su nombre, escrita con minúscula. Por ejemplo el cloro cuyo símbolo es Cl, pues con C, ya se identificó el carbono.

Algunos elementos como la plata, que se simboliza con Ag, es atendiendo a su etimología. En este caso del latín “argentum”.

Cuando se combinan los átomos de diferentes elementos químicos se originan los compuestos químicos.

Dentro de los elementos químicos se diferencian los metales (que pueden ceder electrones); los no metales (tienden a captar electrones); los gases nobles o inertes, con casi nula reactividad química pues tienen su última órbita electrónica completa; los elementos de transición (con alguna órbita interior incompleta) y las tierras raras o elementos de transición interna.