Concepto de factor de riesgo

Factor es una palabra latina que designa al que realiza una acción, mientras que riesgo nos llega del italiano “rischio” que a su vez procede del árabe “risq” aludiendo a un peligro. Un factor de riesgo, es aquello que aumenta las posibilidades de que el riesgo se produzca, lo que no implica que necesariamente acontezca.

Es una expresión usada en Medicina, desde el año 1961, cuando por primera vez la utilizó el investigador Thomas Dawber, que se aplica a aquellas circunstancias que aumentan las oportunidades de que una enfermedad se desencadene o se provoque un daño o lesión; o sea que quienes tienen factores de riesgo tienen mayores chances de contraerlas o sufrirlas.

Concepto de factores de riesgo

En su estudio, Thomas Dawber encontró como factores de riesgo de la cardiopatía isquémica, la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia y el hábito de fumar.

Los factores de riesgo pueden ser individuales o afectar a grupos que están expuestos a idénticos factores, como por ejemplo los trabajadores de una fábrica de productos químicos de contraer cáncer pulmonar o quienes trabajan en lugares con ruido muy intenso, que los predispone a la sordera. Aquellos que viven en zonas sin agua potable o en lugares cercanos a fábricas, son propensos a padecer dolencias, al igual que quienes viven en zonas donde abundan las aguas estancadas, que son un factor de riesgo para contraer dengue.

Los factores de riesgo, además de estar representados por factores somáticos como por ejemplo la presión o el colesterol elevados, o malos hábitos como el tabaco o el alcohol, o laborales, como problemas de columna por esfuerzos o malas posturas; pueden también obedecer a causas genéticas, por ejemplo, tener un familiar cercano con cáncer aumenta las posibilidades de tener esa enfermedad. La combinación de varios factores que concurren simultáneamente en un individuo, aumentan el riesgo. Por ejemplo entre los factores de riesgo cardiovascular se mencionan varios de ellos, que en conjunto, son altamente predictivos: obesidad, colesterol y presión alta, tabaquismo, diabetes y antecedentes familiares.