Concepto de adicción

La adicción, palabra que reconoce su origen en el latín "addictus", es la entrega incondicional de una persona a determinadas cosas, sustancias, sentimientos o hechos, que se apoderan de su voluntad y la controlan, haciéndola dependientes de ellas, aún cuando ponen en peligro su salud física o mental. Es una enfermedad que afecta la voluntad, y hace que todo el esfuerzo se dedique al objeto de la adicción, sin establecer prioridades. El sujeto pierde su libertad y se convierte en esclavo de su adicción, y hacia ella encamina todos sus esfuerzos, de modo incontrolable, transformándose en un problema crónico y progresivo, si no se lo trata a tiempo.

Los objetos de la adicción pueden ser ciertas sustancias, como tabaco, alcohol o drogas, que se llegan a cosnumir tal vez por diversión, por curiosidad o para evadirse de una realidad que no le es grata, y después es difícil abandonar la dependencia; también pueden serlo, actividades, como por ejemplo la adicción al trabajo, ya que si bien es saludable trabajar, hacerlo a tiempo completo aísla a la persona de sus seres queridos; a Internet, o a los juegos de azar; o a pasiones, como lo que ocurre con los adictos al sexo.

Existen factores genéticos vinculados a la personalidad y factores socio-ambientales que condicionan la existencia de las adicciones, que en general, se tornan crónicas y progresivas. La falta de apoyo familiar, la baja autoestima, los fracasos amorosos, escolares o laborales, los duelos, pueden ser factores condicionantes. El individuo afectado no toma conciencia de su enfermedad, y se va aislando de su entorno familiar, laboral y social, y en muchos casos, como el de las drogas, pone su propia vida en peligro, ya que en este caso como se trata de sustancias tóxicas, se le suma el riesgo de que el organismo se intoxique y enferme.

Para poder satisfacer la necesidad de obtener lo que representa ese objeto adictivo, el adicto puede llegar hasta a robar o matar, por ejemplo para obtener el dinero que le permita apostar o comprar las sustancias. Además, puede ser la adcción la causa de algunas enferedades mentales graves, como la depresión o la esquizofrenia.

Son tratables, sobre todo a través de grupos de autoayuda, pero las recaídas son frecuentes. Durante el tratamiento al sufrir el adicto la pérdida de las sustancias, hechos o pasiones que lo dominan, padece por lo general el llamado síndrome de abstinencia, ya que el estrés es muy grande. Si se trata de adicción a sustancias, el cuerpo además, sufre un desequilibrio químico y hormonal.