Concepto de fascinación

Fascinación (en latín “fascinatio”) es el efecto de fascinar, verbo que en su etimología procede del latín “fascinare”, que a su vez procede de “fascinum” con el significado de embrujo o encantamiento. Lo fascinante tiene algo mágico que atrapa y embeleza, siendo un fenómeno emocional y no racional.

La fascinación es un estado altamente subjetivo en el que se encuentra alguien que está sorprendido muy gratamente o maravillado por algo o por alguien. El fascinado queda boquiabierto, perplejo, emocionado. Ejemplos: “Estoy fascinado por este paisaje que parece salido de un cuento de hadas”, “Me fascinan los poemas de amor”, “Estoy fascinado con mi hijo, cada día me asombra con alguna ocurrencia nueva”, “Estoy fascinada con mi profesión, me gusta demasiado lo que hago y lo encuentro sumamente interesante y motivador”, "El cuadro de Picasso me fascinó", “No encuentro en este lugar la fascinación que me había descrito mi padre” o “Me hubiera quedado toda la noche escuchando al orador, me fascinó su modo de plantear los temas”.

Concepto de fascinación

Los hombres de la antigüedad se sintieron fascinados por los fenómenos naturales y por eso los transformaron en dioses, como la luna, el sol o las tormentas.

La fascinación puede transformarse en una obsesión como ocurre con aquellas personas que idealizan por ejemplo a actores o actrices, jugadores de fútbol, políticos o puede ser también con respecto a ideas. En estos casos, nace un fanatismo que los hace ver solo lo positivo, y enamorarse de ellos o hacerlos el centro de sus pensamientos.

Hay varias películas que llevan por título “Fascinación” como el thriller psicológico que se estrenó en 1976, bajo la dirección de Brian De Palma, teniendo como actores protagónicos a Cliff Robertson, John Lithgow y Geneviève Bujold.

En Música, la banda estadounidense “The Greencards”, tituló “Fascination” a su cuarto álbum de estudio, lanzado en 2009.

“Fascinación” es también el titulo de una canción del cantante mexicano Carlos Rivera, que atribuye al amor la causa de su fascinación.