Concepto de meiosis

Según su acepción latina significa empequeñecerse. Consiste en dos divisiones celulares sucesivas, de las células germinales, con la finalidad de originar gametos, que posean la mitad de cromosomas, síntesis de los provenientes de la madre y el padre, que se necesitarán luego para formar un nuevo individuo al juntarse con otro gameto de otro sexo.

En la meiosis, el número de cromosomas se ve disminuido a la mitad, y por lo tanto, las células resultantes o gametos, obtienen la mitad de cromosomas, comparadas con las demás células del cuerpo. Cada una de las dos divisiones de la meiosis tiene las mismas cuatro fases de la mitosis, pues es una forma de ella, o sea, profase metafase, anafase y telofase.

En la primera fase de la meiosis, los dos cromosomas que ya se habían formado, se aparean, para luego dividirse con sendos núcleos que se ubican en los polos de la célula. En la segunda fase se forman cuatro gametos, que contienen una cromátida de cada tipo de cromosoma cada uno, lo que significa que contienen una serie haploide de cromosomas. Haploide quiere decir, que poseen un solo juego de cromosomas.

En la reproducción sexual se produce la fusión de dos gametos de sexo diferente, pero para que se produzca la reproducción debe existir primero la meiosis, pues si la fecundación se produjera entre células diploides, el número de cromosomas del huevo o zigoto formado, contendría muchos más cromosomas, sobre todo, luego de varias generaciones, por eso es que debe producirse esa reducción de cromosomas, para que al unirse dos cromosomas haploides, siempre den como resultado un gameto diploide.