Concepto de motor

Del latín “motoris”, significa una fuerza o energía que genera un movimiento. Los motores de explosión son aquellos que utilizan como energía productora del movimiento la combustión de una mezcla gaseosa o no gaseosa pulverizada, que produce una fuerza expansiva. Los motores de reacción utilizan también para ocasionar el movimiento, la fuerza de un gas, que al expandirse, busca salir, y al hacerlo, empuja la pared contraria al orificio de salida. Los motores eléctricos no ocasionan daños ambientales, al utilizar la electricidad como fuente de energía.

En informática se denomina motor de búsqueda a una herramienta que permite que los archivos almacenados en servidores se ordenen por relevancia, para facilitar la búsqueda del navegador.

En sentido metafórico se habla de motor de la vida a lo que impulsa al hombre a actuar, como el amor, el dinero, la religión, etcétera.

En Economía se llama motor a las actividades que impulsan el desarrollo económico de una región, como la construcción, el comercio, las exportaciones, etcétera.

Filosóficamente, Arstóteles, estudiando los cambios que se operan en las sustancias, habló del paso de potencia al acto, estableciendo que todo lo que se mueve reconoce en otro su motor, lo que lleva indefectible a arribar a un primer motor, inmóvil, y no condicionado, que no es movido por ningún otro, pero que comienza el movimiento del sistema. Se encontraría en estado de acto puro, careciendo de potencia, pura forma sin materialidad. Este primer motor es Dios, para Aristóteles: Un pensamiento que se piensa a sí mismo.