Concepto de parque

El origen etimológico de la palabra parque se encuentra en el latín “parricus” con el significado de “glorieta” o “enrejado”. De allí lo tomó el francés como “parc” llegando de allí al español. Un parque es una porción de terreno en el ámbito urbano, más amplio que un jardín, con árboles y plantas, que sirve de lugar de descanso y recreación, pudiendo ser privado y situado dentro de una vivienda, en general delante de ella o detrás, o ser un espacio público. Ejemplos: “Tienes en tu casa un hermoso parque arbolado, tus hijos disfrutarán mucho de él” o “Llevé al abuelo al parque para que tomara un poco de sol”. En las ciudades, los parques, al igual que las plazas (de dimensiones menores) son su principal pulmón, que permiten luchar contra la contaminación del aire, además de servir como atracción turística y otorgar a sus habitantes una calidad de vida superior.

Concepto de parque

Los parques nacionales son áreas protegidas, que sirven para la preservación de la flora y la fauna, y que son sostenidos por el Estado con recursos públicos y con los ingresos procedentes del turismo, el que es controlado para que no dañen esos espacios. En ellos se prohíbe la caza, la pesca, las fogatas, la tala de árboles, arrojar basura, cortar flores, etcétera.

Los parques temáticos se nuclean en torno a un tema o referente cultural. Ejemplos: Isla Mágica en Sevilla (España), Tierra Santa en Argentina o Parque Jurásico en Chile. Los parques temáticos de Walt Disney están ambientados en las escenas de sus principales películas y series.

Jurassic Park o Parque Jurásico es una película de 1993, de ciencia ficción, que bajo la dirección de Steven Spielberg, se basó en la novela de Michael Crichton (1990) que trata el tema de recrear la época en que existían los dinosaurios dentro de un parque temático.
En otro sentido, los parques pueden designar un conjunto de instituciones, cosas o elementos iguales: parque automotor, parque industrial, parque militar, parque tecnológico.