Concepto de simetría

Etimológicamente, simetría proviene del vocablo griego “symetría”, significando “sym” con o conjuntamente, “metrón”, medida, y denotando el sufijo “ia” una cualidad. Implica una proporcionalidad de un todo consigo mismo y entre las partes que lo componen, con armonía entre ellas. Son cosas que son repetitivas, iguales y equilibradas.

En Geometría, se llaman simétricos, los puntos que se ubican de tal modo, que los segmentos que los unen en forma recta pasan por un punto fijo, que los divide en partes idénticas, o son paralelos a una dirección y divididos en partes iguales, por una recta determinada, o un plano.

En Mineralogía se habla de simetría para hacer referencia a la regular repetición de los elementos que conforman un cristal de acuerdo a ciertos planos y direcciones, a causa de la ordenación de sus átomos o moléculas.

La expresión simetría axial se usa en Matemática, para hablar de igualdad con respecto a un eje de simetría. Cuando lo es con respecto a un centro de simetría se denomina simetría central, y cuando es con respecto a un plano, se llama simetría especular.

En Biología, simetría bilateral, designa a las imágenes especulares que forman las dos mitades en que son divididos los organismos vivos, al ser cortados por un solo plano. La simetría radial en Biología, es la que se observa en los organismos, que al dividirse por dos o más planos, presentan partes similares, alrededor de un eje común central.

El arte, desde la antigüedad griega buscó el equilibrio a través de la simetría. El período renacentista también estuvo dominado por la simetría. Leonardo Da Vinci en “La última cena” dispuso a los discípulos en torno de Jesús de modo simétrico. En “El hombre de Vitruvio” esta simetría es aún más evidente.