Concepto de sublingual

La palabra subligual significa literalmente “debajo de la lengua”. La vía sublingual es una forma de administrar fármacos, provocando que se absorban y pasen al torrente sanguíneo, a través de los capilares que se encuentran en la base de la lengua. El efecto es rápido y se evita el tránsito por el sistema digestivo, que puede inactivar los efectos del medicamento. Por ejemplo, las tabletas de nitroglicerina, que actúan como vasodilatoras, se emplean en la angina de pecho. Las tabletas se colocan debajo de la lengua y se espera que se vayan disolviendo por sí solas en contacto con la saliva. No se deben tragar ni masticar. Muchos analgésicos, antihipertensivos y antiarrítmicos tienen esta forma de administración que es rápida y eficiente. Sin embargo, al ser pequeña la superficie de la boca, solo pueden administrarse pocos miligramos de la sustancia. Otros problemas son que puede presentarse irritación en la zona y que su período de acción es relativamente corto.

Concepto de sublingual

La glándula sublingual está ubicada en el piso de la boca, en el surco alveololingual, a nivel de la punta de la lengua. Tiene formato de almendra, está envuelta en tejido conjuntivo y es una glándula salival muy pequeña. Las otras dos glándulas salivales, de tamaño mayor, son las parótidas y las submandibulares. El peso de la glándula sublingual es de tres gramos. La vena y la arteria sublingual son las que la irrigan, y la inerva el nervio sublingual. Como lo que produce en mayor cantidad es moco, también se la conoce como glándula mucosa. Sus conductos excretores se denominan rivinus y son entre ocho y veinte. Su función esencial es mantener la cavidad bucal humectada, y también ayuda a formar el bolo alimenticio. Si se obstruyen sus conductos, la glándula puede inflamarse e infectarse, produciendo un intenso dolor.